Argentina sumó a su nacional, Leandro Bolmaro, a la NBA. Su participación continuará una tradición que comenzó con el desarrollo del baloncesto en el país sudamericano, entrenadores de élite, el fanatismo al deporte y el legado de una Generación Dorada.

El cordobés  de 20 años fue seleccionado en el puesto 23 por los Knicks, convirtiéndose en el argentino mejor seleccionado de la historia; fue traspasado de inmediato a los Timberwolves.

Desde el año 2000, Argentina ha estado representada por 12 jugadores en la NBA y en muchos casos sus trayectorias dejaron huella. El nombre más reconocido y un ícono para el país sudamericano es el de Emanuel Ginóbili, un jugador seleccionado en segunda ronda (puesto 57) y cuya trayectoria en la NBA se extendió a lo largo de 16 temporadas en las que cosechó cuatro campeonatos con los Spurs de San Antonio, siendo uno de los miembros del trío más ganador de la historia.

¿Qué hace de excepcional Argentina, en comparación con el resto de países latinoamericanos, que le ha permitido catapultar talentos a la NBA?

Leandro Carranza, periodista argentino especializado en baloncesto, resumió cuatro factores principales: “La creación de la Liga Nacional en la década del ochenta como método para hacer competir a los mejores del país y generar un ritmo diferente al que existía en otros tiempos. A pesar de que el básquet argentino contaba con una gran cantidad de talentos y eso se puede ver incluso desde la consagración en el Mundial de 1950, generar una plataforma para que todos se midan entre ellos cambió el paradigma.

“Luego, la influencia de ciudades que son usinas del básquet como Bahía Blanca y Córdoba. La primera, por ejemplo, con un fanatismo por ese deporte que hasta supera al futbol”. Cabe destacar que Ginóbili es nativo de Bahía Blanca, mientras que Fabricio Oberto, otro miembro de la Generación Dorada del baloncesto argentino y compañero de Ginóbili en el campeonato de los Spurs de 2007, es cordobés. Facundo Campazzo, que recientemente informó su incorporación a la NBA tras seis años de jugar para el Real Madrid, nació en Córdoba.

“También la presencia de grandes entrenadores y formadores de élite, desde León Nanjudel hasta Guillermo Vecchio, Rubén Magnano, Julio Lamas y Sergio Hernández”. Actualmente, la NBA también está representada por coaches de origen argentino; Pablo Prigioni, que fue jugador de la liga estadounidense cuatro temporadas, hoy funge como entrenador asistente de los Minnesota Timberwolves.

“Finalmente, el legado de la Generación Dorada y esa idea marcada de entender el éxito como la consecuencia de un proceso y no como la aparición espontánea de un grupo de súper estrellas.

Ellos fueron el punto cúlmine de años previos de trabajo y esa camada surgió no solo por lo mucho que hicieron ellos para evolucionar (buscar el conocimiento y la preparación en Europa o Estados Unidos), sino también por lo mencionado previamente” finalizó Carranza.

Jugadores argentinos en la NBA

• Juan Ignacio ‘Pepe’ Sánchez

• Rubén Wolkowyski

• Manu Ginóbili

• Carlos Delfino

• Andrés Nocioni

• Fabricio Oberto

• Walter Herrmann

• Luis Scola

• Pablo Prigioni

• Nicolás Laprovittola

• Nicolás Brussino

• Patricio Garino

fernanda.vazquez@eleconomista.mx