El mercado automotriz mexicano fue sorprendido por Toyota cuando anunció la comercialización del GR Yaris hace poco más de un mes. Este modelo pertenece a una edición especial de solo 300 unidades.

Fácil de llevar

Lo mejor de todo es que tanta deportividad y poder están contenidos en un tamaño compacto con apenas 3,995 milímetros de largo por 1,805 milímetros de ancho y 1,455 milímetros de altura.

Dimensiones llevadas al extremo por los diversos elementos aerodinámicos de su carrocería como el alerón y difusor traseros, el techo fabricado en fibra de carbono o las anchas defensas que albergan entradas de aire y que además ocultan una mayor pisada pues la entrevía delantera tiene una distancia de 1,536 milímetros y la trasera de 1,565 milímetros.

Toyota Yaris GR. Foto EE: Hugo Salazar

El eje delantero recurre a un esquema tipo MacPherson de doble rótula con barra estabilizadora mientras que el posterior es independiente de doble horquilla también con estabilizadora.

Para conducir

En el interior se agradece que las butacas delanteras tengan un alto nivel de sujeción lateral, las vestiduras utilizan piel sintética con insertos en tela premium y costuras rojas. El clúster recurre a indicadores análogos mismos que destacan por su claridad. En la consola central una pantalla táctil de 8” permite acceder a sistemas como Apple CarPlay y Android Auto. Dos elementos que refuerzan su atmósfera racing son el freno de mano y la palanca de cambios, ambos con una mayor altura lo que mejora la manibrabilidad al cambiar de marcha o buscar el bloqueo del eje trasero.

Foto EE: Marcos Martínez

Poder japonés

Las sensaciones que brinda el motor de 3 cilindros turbocargado (G16E-GTS) son propias de una fuente de poder de mayor cilindrada. No existe turbolag y gracias a la combinación del turbocargador con un filtro de aire de alto flujo, la rapidez con que sube de régimen y el sonido que emana este tricilíndrico lograrán que desees nunca bajarte. Desarrolla 257 caballos de fuerza y 266 lb-pie de par. La transmisión es manual de 6 velocidades. El sistema de tracción GR-FOUR mantiene la fuerza motriz en las cuatro ruedas de forma permamente y, mediante los programas Normal, Sport y Track, se puede variar la entrega del torque. En el caso del modo Track la repartición es 50 – 50. El paso por curva y la libertad de acelerar incluso antes de llegar al apex, son solo posibles por la adición  de diferenciales delantero, central y trasero.

La confianza que transmiten el tren motriz y la estructura TNGA de última generación logran que este GR Yaris sea uno de los hothatch más eficaces en la pista de los últimos años en México. Completa el 0-100 km/h en 5.5 segundos y su velocidad máxima es de 230 km/h. Precio: 699,900 pesos.

Completo en todo

En seguridad cumple con los más altos estándares empezando por el sistema Toyota Safety Sense, que integra Sistema de pre-colisión, Alerta de salida de carril con asistencia de dirección y Control crucero dinámico con radar. A ello se suman 6 bolsas de aire, Frenos ABS, Asistencia de frenado, Control de estabilidad y Distribución de frenado.

Foto EE: Hugo Salazar

Conclusión

Toyota tiene en el GR Yaris el modelo con el más alto desempeño y nivel deportivo presente en nuestro mercado. Afirmarlo es posible al recordar que, desde el primer trazo del boceto original, fue puesto a punto y desarrollado etapa a etapa por la división deportiva Gazoo Racing.

Foto EE: Hugo Salazar

marcos.martinez@eleconomista.mx

kg