Para sumergirse en el mundo del glamour y de las marcas de diseñador, ya no es necesario gastar en un boleto de avión a Europa o Estados Unidos. Desde hace más de dos años de la mano del magnate mexicano Carlos Slim, llegó al Centro Comercial Santa Fe, la lujosa tienda Saks Fifht Avenue México.

Como si se transportaran en un viaje relámpago al centro de la moda en Milán, París o Nueva York, los ricos, poderosos y famosos, hacen de sus compras y regalos, una travesía entre más de 200 marcas exclusivas.

En los 15,000 metros cuadrados de esta tienda, usted podrá comprar -claro, si su bolsillo se lo permite- unos zapatos Prada en 8,000 ó 20,000 pesos; vestidos de noche de Oscar de la Renta o Versace en 90,000 pesos. Trajes para caballero de la marca propia de Saks en 10,000 pesos o zapatos Ermenegildo Zegna en 8,000.

El perfume más caro del mundo

En este desfile de la opulencia, se pueden encontrar jeans de Roberto Cavalli en 3,000 pesos hasta el perfume más caro del mundo. Se trata del Clive Christian No. 1, que cuesta nada menos que 115,000 euros, alrededor de 1.8 millones de pesos. Esta fragancia en presentación para hombre y para mujer, es la favorita de estrellas internacionales de la talla de David y Victoria Beckham y de la Reina Isabel II de Inglaterra, entre muchas otras celebridades.

Aunque en México, resulta un lujo inalcanzable para la gran mayoría, personajes de nuestra política han sido seducidos por su aroma y lo han comprado, como es el caso de Marcelo Ebrad, Jefe de Gobierno del Distrito Federal y Elba Esther Gordillo, líder sindical de los maestros.

Seguramente además de su exquisito gusto, les llamó la atención el hecho de que el envase del perfume Clive Christian, es de colección, ya que está hecho de cristal de baccarat del que cuelga un collar en oro de 18 quilates y su tapón reproduce la corona de la reina Victoria, que incluye un diamante blanco.

En entrevista para El Economista, Martha Balcarcel, General Manager de Saks México, dijo que Clive Christian, es una de nuestras mejores ventas, la gente sabe que lo tenemos, viene y lo compra aquí, no puedo dar los nombres de las personas que lo compran, porque es balconearlos, pero también tenemos a algunos gobernadores y gobernadoras .

El poder de las marcas

Martha Balcarcel, informó que Saks Fifth Avenue México, cuenta con 13,000 socios cautivos. Entre los mexicanos de alto poder adquisitivo, las marcas que más se venden, son: Balenciaga, Valentino, Prada y Fendi y una de las marcas que más me demandan y que estamos por traer en septiembre de este año, es Chanel .

De acuerdo a la encuestadora ACNielsen, el 61% de los mexicanos usa marcas exclusivas para proyectar un estatus social, superando a países europeos, asiáticos o al propio Estados Unidos.

En un país con tantas desigualdades sociales, llama la atención que en México el mercado de lujo vaya en ascenso.

Este fenómeno se explica porque tenemos muchos clientes aspiracionales, gracias a ellos el sector de lujo ha podido crecer, porque la gente se siente bien portando un artículo de marca, hace un esfuerzo por tener una marca exclusiva que le hace sentir bien y le da cierto estatus, probablemente trae una camiseta de Gap pero la combina con una bolsa de Louis Vuitton, es un fenómeno que no sólo se ha dado en México sino en todo el mundo, por eso hay tal auge en las marcas . Subrayó Martha Balcarcel.

Camino empedrado

Para Saks México, que cuenta con una plantilla de 250 trabajadores, no ha sido fácil abrirse camino. En noviembre del 2007, fecha de inauguración, los ricos del país, no hacían grandes compras. A fines del 2008 se realizó un análisis de todas las marcas y se hizo una reestructura en el inventario. Incluso se llevo a cabo una inusual oferta de mitad de precio en la moda otoño-invierno para evitar quedarse con mercancía.

Martha Balcarcel, toma el lugar de Dona Tallon y se crean dos nuevas gerencias: la operativa y la de ventas.

En ese mismo año, Saks Incorporated, anunció que las ventas anuales de sus 53 tiendas en Estados Unidos, cayeron en 5.2 % con respecto al año anterior.

A pesar de la crisis del 2009, no se registró una disminución radical en el consumo, ya que los precios se mantuvieron estáticos. Lo que demuestra una vez más que a los ricos no les pega la crisis, tanto como a la clase media.

Para este año el panorama resulta alentador. Estamos en un muy buen nivel, tenemos un incremento en ventas de casi un 30% contra el año pasado, sobre todo en el departamento de damas, lo que tiene mayor rotación son: zapatos, vestidos, bolsas, cosméticos y fragancias. En caballeros, alta sastrería, zapatos y relojes .

La General Manager de Saks, dijo que a la mujer mexicana lo que más le gusta son los zapatos y las bolsas. En este momento, el diseñador más solicitado es el francés Christian Louboutin, un par de zapatos cuesta alrededor de 8,000 pesos y más.

Al ir de compras a Saks usted se podrá encontrar con estrellas de cine y celebridades. Entre las clientas asiduas se encuentran las cantantes: Belinda, Alejandra Guzmán y Yuri, así como deportistas y políticos que adquieren piezas exclusivas llenas de glamour y de lujo.

No cabe duda que México se ha convertido en un gran atractivo para los diseñadores de fama internacional, sobre todo por la predisposición que tiene el consumidor al realizar sus compras. Es por ello, que a fines de este año en Plaza Carso -atrás de plaza Antara- se abrirá un nuevo Saks México, con una extensión de 8,000 metros cuadrados. Contrario a lo que sucede en Saks Estados Unidos, donde se anunció el cierre de Saks Fifth Avenue en Pórtland, Oregón.