En el marco de la 206ª sesión del Consejo Ejecutivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se adoptó por aclamación la iniciativa propuesta por las delegaciones de México y Turquía para proclamar el 15 de abril como Día Mundial del Arte.

Esta iniciativa fue promovida por la Asociación Internacional de Artes Plásticas (AIAP), organización no gubernamental asociada a la Unesco y creada a mediados del siglo XX con el apoyo de reconocidos artistas como Miró, Braque, Delaunay y Vasarely. En la Asamblea General de la AIAP en 2011 (Guadalajara, México), se proclamó el 15 de abril, natalicio de Leonardo da Vinci, como el Día Mundial del Arte y se acordó llevar la iniciativa al organismo, para declararlo Día Internacional asociado a dicha organización.

En ese contexto, los gobiernos de México y Turquía decidieron retomar esta decisión unánime. La propuesta adopta a la concepción clásica del arte, definido como la expresión o aplicación de habilidades creativas y la imaginación para crear obras que son apreciadas principalmente por su belleza, intelecto o poder emocional. Con esta decisión, se buscará fomentar la educación artística, así como el uso del arte para innovar y crear herramientas que apoyen los esfuerzos de la Unesco para mejorar la vida de las personas.

De acuerdo con el representante permanente de México ante la Unesco, esta iniciativa se propone como un instrumento para promover el papel de la cultura como herramienta transversal para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, al tiempo de reforzar los sectores y programas de la ONU. Además, puede contribuir a mejorar la situación profesional, social y económica de los artistas. Finalmente, es un recordatorio de las incalculables aportaciones que las artes y el patrimonio cultural representan para la humanidad.

La adopción del Día Mundial del Arte confirma el posicionamiento de México como potencia cultural que fomenta el papel estratégico de las industrias creativas y las políticas en la materia, como puntos centrales para generar desarrollo y superar la fragmentación social. Esto se lleva a cabo en concordancia con el primer y tercer eje de nuestra Política Exterior Multilateral Transformadora, que hace énfasis en el trabajo a favor de sociedades incluyentes, abiertas prósperas y felices, así como del respeto la diversidad cultural y la no discriminación.

La proclamación de este día se llevará a cabo en noviembre durante la Conferencia General de la Unesco para que inicie su conmemoración a partir del 15 abril de 2020.