La escritora y fotógrafa Roxana Ramos lanzó su segundo libro Fin del cuento, en las plataformas de compra digital de Amazon y Kichink, dos mercados de lectura digital que comienzan a cobrar mayor relevancia entre los jóvenes.

Roxana Ramos, quien se ha posicionado como una de las 100 autoras más leídas de México, aborda en su segundo libro una inevitable catarsis luego de las rupturas amorosas, para después volver a sonreír en el amor.

El primero de esta serie de libros, Ven, te cuento un cuento, despuntó como uno de los títulos más vendidos en plataformas digitales, llegando a Estados Unidos y Latinoamérica.

Ahora, Fin del cuento conjunta una serie de retratos sobre el amor en pareja; pero con una dosis previa de amor propio.

Estos dos libros representan para la escritora el “ciclo del sentir” que se puede advertir cuando existe un interés por involucrarse en una relación y con las complicaciones que eso conlleva.

Dulces y románticos

Roxana Ramos comenzó a escribir a muy corta edad y de una forma muy íntima de la mano de su abuela, en diarios y anotaciones. Esta escritora independiente define su escritura como personal, al igual que la de otras mujeres que decidieron tomar el bolígrafo para escribir de ellas mismas.

“Son libros que son dulces y románticos, y en realidad el único que es romántico es el segundo porque Ven, te cuento un cuento es un libro de total desamor, de la pérdida del amor propio con tal de esforzarte para que funcione algo con alguien que no quiere ser amado. También se habla de la dependencia emocional y el miedo a la soledad, habla de cómo nos podemos llegar a hacer daño dos personas, y que ninguna de las dos merece sufrir”, compartió la autora en entrevista con El Economista.

Los libros digitales autobiográficos destacan el sentimiento como una de las fortalezas y habilidades, fuera de la creencia de que el amor no es importante en el día a día de una sociedad que prefiere no mostrar sus sentimientos.

En su más reciente publicación Fin del cuento también escribe sobre la nostalgia de ver a sus amores pasados, de dudar sobre las decisiones que llevaron al fin de éstas.

“Este libro habla de la ansiedad que te provoca la ausencia hasta de un mensaje de texto al que estabas acostumbrada todas las mañanas y entonces un día respiras y la ansiedad va desapareciendo y empiezas a conectar contigo misma y empiezas a abrazar tu dolor, para poder sanar”, aseguró Roxana, quien antes de aventurarse a escribir su primer libro se desempeñó como guionista de programas radiales.

Mujeres, aprovechando los espacios de publicación

Sin embargo el éxito no llegó envuelto para Roxana, pues como una autora independiente tuvo que hacer todos los trámites ella misma para poder generar los derechos de autor de su obra, pero admite que fueron ganas las que le sobraron para lanzarse a la aventura.

“Yo no tengo el apoyo de una editorial, yo ahorré para autopublicarme, legalmente me convertí en editora y ahora soy tendencia, me levantaba temprano para ir a Indautor y llenar mil formularios. Lo que yo le diría sobre todo a las mujeres que quieren ver su obra publicada es que aprovechemos los espacios”, recomendó.

Agregó que de las figuras literarias que inspiraron su carrera como escritora han sido Ángeles Mastretta, quien es una de sus fuentes de inspiración desde que era una adolescente, Laura Esquivel e Isabel Allende.

[email protected]