Los Ángeles.- La cantante estadunidense Whitney Houston, quien falleció a los 48 años en Los Ángeles, fue encontrada por su estilista con la cabeza sumergida en el agua de la bañera de la habitación que ocupaba en un hotel de esta ciudad, y se especula que la artista se quedó dormida por los efectos de calmantes que tomaba.

De acuerdo con el sitio TMZ, fuentes cercanas a la intérprete de "I will always love you" aseguraron que consumía el medicamento "Xanax", para controlar la ansiedad que sentía antes de acudir a una fiesta, como a la que tenía pensado asistir la noche de este sábado.

El medio especializado en espectáculos indicó que la combinación del fármaco con alcohol, pues el pasado viernes había ingerido bebidas alcohólicas, pudieron dejar inconsciente a la cantante.

Sin embargo, la causa oficial de la muerte podría darse a conocer después de varias semanas. El cuerpo sin vida de Houston fue trasladado este domingo desde el hotel Beverly Hilton, en Beverly Hills, lugar donde murió, hasta la morgue del condado de Los Ángeles para comenzar con los trámites de la autopsia.

La cantante reservó una suite en el hotel, ya que iba a acudir a la fiesta organizada por el productor musical Clive Davis la noche del sábado, un evento anual que reúne a diversas personalidades y la cual se celebra la víspera de la gala de los Grammy.

Después de que la artista tardó más de una hora en el baño, sus acompañantes se inquietaron, pues tenían que empezar a ayudarla a prepararse para la fiesta.

Su estilista fue a ver qué le pasaba, y la encontró con medio cuerpo dentro de la bañera, como si se hubiese deslizado tras quedar dormida o inconsciente. Los pies quedaron fuera.

De inmediato avisó a los guardaespaldas de Houston, quienes la sacaron del agua y trataron de reanimarla, al tiempo que avisaron a los servicios de emergencia, alrededor de las 15:30 horas. Los paramédicos la declararon oficialmente muerta antes de las 16:00 horas.

klm