Imagine usted esta experiencia tan singular de apreciación del séptimo arte. Es la plaza pública o la cancha de basquetbol en una comunidad de México donde no hay salas de proyección y viajar a una ciudad solamente para asistir a una función de cine es para la gran mayoría de sus habitantes una posibilidad por demás más remota.

Tres viajantes de una camioneta con el rótulo Cine Móvil Toto descargan un equipo de artilugios electrónicos que para funcionar no necesitarán de la red eléctrica local. Instalan un par de bocinas, un proyector y una pantalla blanca, así como cuatro bicicletas estacionarias que son una de las dos fuentes de poder para la puesta en marcha de cada función; la otra, una celda solar que la camioneta lleva en la parte superior.

La independencia eléctrica de esta curiosa caravana de proyecciones, que hace ocho años fue bautizada como Toto a manera de acróstico del lema “Toda la gente. Todos los lugares”, les ha permitido viajar a más de 450 comunidades de todo el país. A fuerza de pedaleo voluntario y con la ayuda de la energía solar llevan el cine mexicano adonde el acceso de otra manera sería imposible.

Hay una lista previamente preparada por internet o bien a través de los contactos locales que limita el acceso a 50 espectadores por cada función, una por día. En otros tiempos la proyección hubiera convocado hasta a 200 personas o más. Pero las condiciones sanitarias obligan a ser un poco más estrictos con las medidas de distanciamiento y protección.

Cuatro valientes habrán de asumir la responsabilidad de pedalear esos “bicigeneradores” para alimentar de energía al equipo de sonido y de reproducción de las películas. El proyector, por su parte, que requiere de más energía, se alimentará de la fuente solar. De lo contario, se requeriría de la fortaleza de cuatro ciclistas profesionales dando lo máximo por alrededor de una hora y media para mantener viva la proyección.

Los más pequeños por lo regular son los entusiastas que prestan las piernas para la generación de energía cinética. Habrán de turnarse de ser necesario, siempre con meticulosas medidas sanitarias.

Ese pueblo podría ser Chunhuhub o Tihosuco, en Quntana Roo; Las coloradas, en Yucatán; la Candelaria, en Campeche; Paraíso o Malpasito, en Tabasco, así como Miahuatlán, en Oaxaca, o Xico, en Veracruz, por mencionar unos cuantos de los 100 pueblos en seis estados del sureste del país que a partir de este viernes y hasta los primeros días de junio serán visitados por esta iniciativa itinerante empeñada en recortar a mordiditas la estadística de la Secretaría de Cultura sobre más de 40 millones de mexicanos que no tienen acceso a una función de cine.

“Gracias a estas energías totalmente limpias es que podemos dar funciones con grandes alcances y hemos visitado más de 450 comunidades en todo México, incluso en aquellas donde no hay energía eléctrica”, explica Arturo Ledesma, director de Alianzas de Cine Toto Móvil, una iniciativa ciudadana que se costea con el apoyo de patrocinadores y, a veces, con recursos públicos, como el apoyo a proyectos de exhibición del Eficine.

Cuenta que para esta gira Cine Móvil Toto recibió luz verde de la Secretaría de Salud bajo las condiciones de limitación de aforo y minuciosos protocolos de sanitización, en poblaciones con bajos índices de contagio de Covid-19. Es más, la dependencia encargó al proyecto la difusión de los contenidos informativos de salud en aquellas comunidades que habrá de visitar.

“Nuestro cine es totalmente interactivo, no llegamos e imponemos una película. El staff sondea si hay más niños o más adultos y con base en eso elige tres películas que el público, de manera democrática, elige con un aplausómetro”, explica el entrevistado con una voz alegre detrás de la línea telefónica. Añade que la cartelera de esta gira se compone de unas 25 películas estrenadas entre 2015 a 2020.

Por último, comparte una anécdota: “nuestro staff suele hacerle una explicación muy linda a toda la gente acerca del funcionamiento de la tecnología, sobre todo a lo niños, porque suelen ser los más interesados. No falta que el que pregunta: ‘mi mamá no tiene lavadora. ¿Si llego con una bicicleta y le pongo un dinamo como me explicaste podría hacerla funcionar?’. Despertamos mucho la curiosidad para innovar y hacer algo para sus comunidades. Nos contaron que había niños que ya estaban pensando en usar sus bicicletas para moler semillas”.

Así, de a poco, se inician los cambios que valen la pena.

Cintas que proyectará en esta gira:

  • “Aquí sigo”, Lorenzo Hagerman
  • “Somos lengua”, Kyzza Terrazas
  • “Los adioses”, Natalia Beristain
  • “Cómprame un revolver”, Julio Hernández
  • “La leyenda de las momias de Guanajuato”, Alberto Rodríguez
  • “El sembrador”, Melissa Elizondo
  • “María Sabina, mujer espíritu”, Nicolás Echevarría
  • “Quebrando”, Roberto Fiesco
  • “Día de muertos”, Carlos Gutiérrez Medrano
  • “Complot mongol”, Sebastián del Amo

Más información sobre la gira en:

https://cinemoviltoto.mx/

Facebook: Cinemoviltoto

Twitter: @cinemoviltoto