Por Jazmín Amaro

En 1965 el músico John L. Nelson se divorció de su esposa la cantante Mattie Shaw. Nelson se fue de la casa llevándose todas sus cosas, excepto un piano que su hijo de 7 años, Prince Rogers Nelson, aprovechó para aprender a tocarlo copiando de oído las melodías de algunas series de televisión como Batman.

El piano fue el primero de los más de 30 instrumentos que Prince aprendió a tocar a lo largo de su carrera musical que despegó en 1978 con el disco For You, para el que compuso todas las canciones y tocó todos los instrumentos. El salto a la fama lo dio con el álbum Prince (1979) que incluía el sencillo “I Wanna Be Your Lover”, su primer tema en entrar a las listas de popularidad. Un año más tarde con el disco Dirty Mind (1980) su imagen y sus letras se volvieron más atrevidas, al mismo tiempo logró un sonido tan radical que inauguraría el Minneapolis sound una mezcla de funk, rock, pop, R&B y new wave que artistas como Janet Jackson y Sheena Easton siguieron más adelante.

El genio de Prince no se limitó a los escenarios. Durante la gira de promoción del disco 1999 (1982) le surgió la idea de hacer una película y comenzó a hacer anotaciones en un pequeño cuaderno púrpura. El resultado fue Purple Rain (1984) que se convirtió en una película de culto, abucheada por la crítica y alabada por los fans. Al mismo tiempo, lanzó el disco del mismo nombre con las canciones incluidas en el filme que ganó tres premios Grammy y un Oscar a la Mejor Banda Sonora. Con Under the Cherry Moon (1986) y Grafitti Bridge (1990) intentó repetir el éxito de Purple Rain, con la fórmula disco y película, esta vez dirigidas por él, aunque sin mucho éxito. Otro gran logro fue la banda sonora de la película Batman (1989), dirigida por Tim Burton, del que se desprenden los éxitos “Batdance” y “Party man”.

Aun siendo contemporáneo de artistas como Madonna, Michael Jackson y David Bowie, logró destacar por su originalidad, sin ser la copia de nadie. Ya sea por sus atuendos o sus letras con temáticas transgresoras, Prince siempre encontró la manera de dejar huella. Se sabe que no era una persona fácil de abordar y anécdotas que lo respaldan hay muchas: la vez que corrió a Kim Kardashian del escenario, o cuando, molesto, abandonó una entrevista jurando que sería la última; al menos por dos años lo cumplió.

Otro aspecto importante del artista era el recelo que guardaba con sus creaciones. A principios de los 90, tuvo una pelea con su disquera por no permitirle difundir sus canciones tan pronto como estuvieran listas —se sabe que tenía almacenadas más de 500. Como protesta y rompiendo esquemas una vez más, se cambió el nombre por un emblema impronunciable que él llamó el “símbolo del amor”; una mezcla de los símbolos de los géneros masculino y femenino. Se comenzó a llamar TAFKAP: The Artist formerly known as Prince —El artista antes conocido como Prince—; además, en todas sus presentaciones se podía ver en su mejilla la palabra esclavo, pues consideraba que las condiciones de Warner Bros no le concedían libertad creativa. Con el Internet, Prince se convirtió en un ferviente defensor de los derechos de autor: logró retirar todo su catálogo de plataformas como Spotify o Rhapsody, argumentando que en internet un artista no puede cobrar el valor real de su trabajo.

Fue innegable su talento como compositor y creador, incluso en voz de otros intérpretes como Sinead O’Connor con la canción “Nothing Compares 2 U” o Tom Jones con “Kiss”. En 1989 también colaboró en el disco Like a Prayer, de Madonna, con los arreglos de la canción que le da título al álbum, además de interpretar a duo la canción “Love Song”.

En su vida personal fueron muy sonados sus romances con artistas como Kim Basinger, la propia Madonna y Carmen Electra. Tuvo un hijo de su primer matrimonio con la bailarina y cantante Mayte García, que murió a los pocos días de nacido.

El 21 de abril del 2016 fue encontrado muerto en Paisley Park, su finca ubicada en Minnesota. La causas de su muerte aún no están claras y aunque ya se descartó suicidio, se sospecha de una sobredosis debido a una supuesta adicción a los calmantes. Así fue como cerró el telón “El artista de Minneapolis”. The night is calling you to act, act upon every urge, you can’t get no satisfaction if you ain’t got the courage.

Algarabía para recordar

1981, un año para no olvidar

La época ochentera comienza con fuerza: atentados sobre dos importantes líderes, la llamada “boda del siglo” entre un príncipe y una chica de triste futuro, el inicio de una debacle económica en México y el nacimiento de un pequeño panda en el zoológico de Chapultepec dan de qué hablar. Además, medio México llora con Verónica Castro y los ritmos pop empiezan a invadir el panorama musical de la década. Esto y mucho más sucede en 1981, sin lugar a dudas, un año para recordar.

• Drama y política. 20 de enero: un exactor de cine, Ronald Reagan, es electo presidente de EU.

• ¿Quién le manda no comer? 5 de mayo: un líder del Ejército Republicano Irlandés —ERI— muere a los 27 años tras estar 66 días en huelga de hambre. El gobierno inglés dice que fue suicidio.

• La más vista. 29 de julio: se casan el príncipe Carlos de Inglaterra y lady Diana Spencer. Más de 750 millones de personas ven la boda por televisión.

• País sin corriente. 15 de enero: inexplicablemente se va la luz durante toda la mañana en 70% del país.

• La declaración del año. 18 de julio: José López Portillo lanza la lapidaria frase que le dio el más famoso de sus apodos: “lucharé como perro para mantener el peso estable”. Y, sin embargo, no lo cumplió.

• Chicas de bar. Febrero: por primera vez en la historia, la ley mexicana permite a las mujeres entrar a las cantinas.

• El pandita del amor. 21 de julio: nace el pequeño panda de Chapultepec. Miles de niños van a visitarlo. Luego de un concurso, le ponen por nombre Tohui.

• Puras promesas. Octubre: se celebra en Cancún el foro mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los 22 países participantes prometen luchar por mantener la paz, aunque pocos lo cumplen.

• Llega con la democracia. 10 de septiembre: el cuadro más famoso de Pablo Picasso, “Guernica”, regresa a España luego de estar 42 años en Nueva York. Picasso quería que el cuadro volviera a España hasta que regresara la democracia a su país.

• Premio casi mayor: el poeta y ensayista mexicano Octavio Paz gana el Premio Cervantes de Literatura, el más importante después del Nobel.

• Hola, Sandybell: una de las caricaturas favoritas de las niñas, con la chiquilla de interminables piernas en busca de su marcos.

• Laralalá. 1º de agosto: nace el canal MTV, que transmite videos musicales las 24 horas del día. Inicia sus transmisiones con el significativo “Video Killed the Radio Star” —“El video mató a la estrella de radio”—, del grupo inglés The Buggles.

• Los visitantes. Septiembre: el grupo de glam-rock KISS da un concierto en el Palacio de los Deportes de la ciudad de México —también visitan un orfanatorio. Octubre: La banda de rock Queen da tres conciertos: uno en Monterrey y dos en Puebla, donde, según dicen, Freddie Mercury es abucheado por ponerse tremendo sombrerote mexicano.

• Tecnología y ciencia. 12 de agosto: sale a la venta la primera IBM personal computer (PC).