“La feria es el culmen del trabajo de todo el año. Es como un cumpleaños: es tu día, pero celebras tu vida 365 días”, dice Katia Nilo Fernández, directora de desarrollo artístico y cultural de la ciudad del Instituto Cultural de León (ICL), Guanajuato. Se refiere a la Feria Nacional del Libro de León (Fenal), una feria que poco a poco se ha ido consolidando en el cartel cultural mexicano.

Del 27 de abril al 6 de mayo se celebra la edición 29 de la feria, fechas muy adecuadas para su público: es el día del niño y el puente del 5 de mayo. Mucho público se sentirá atraído por el programa.

Tan es así que 25% de sus visitantes no son de León. “Recibimos muchos visitantes de la Ciudad de México, Guadalajara, Michoacán. Después de la FIL de Guadalajara somos de los eventos importantes de centro-occidente”, explica Nilo Fernández.

Por supuesto, dice, no se trata de competir con la FIL, un evento de alcance mundial. “Tenemos otro enfoque. La FIL es mucho un evento de industria y nosotros vamos sobre la promoción de la lectura”. El público natural de la Fenal son los jóvenes lectores. “Esperamos construir con la lectura un futuro mejor para México y para cada uno de los lectores y visitantes de la feria”.

Con autores como Irvine Welsh, Eduardo Sacheri o Sabina Berman, el encuentro propone ser un espacio para construir desde las bases a un público lector.

Regresando a la metáfora del cumpleaños, la Fenal es un esfuerzo complejo: todo el año organiza eventos para promover la lectura. Conferencias, talleres, hasta conciertos. Un par de concursos para niños: Hazle al cuento, que invita a niños en edad escolar a escribir cuentos y el de Niños escritores, que se desarrolla en bibliotecas con talleres literarios para el público infantil. “Queremos hacer de la biblioteca un espacio de gozo, de creación, no sólo de consulta al que vas porque te lo dejaron de tarea”, dice Nilo.

La Fenal, como el cumpleaños, es la fiesta de todo ese trabajo. La experiencia, por 10 días, de acercarse, muchas veces por primera vez, a todo lo que implica una feria: encontrarse con autores, leer nuevos libros, escuchar de un escritor qué es leer y escribir y por qué eso es importante.

“Leer construye” es el lema de la feria. Uno de sus eventos principales es el Encuentro de Promotores de la Lectura, patrocinado por la editorial SM (que tiene un amplio catálogo para niños), que reúne a facilitadores de la lectura de todo el país.

“A final de cuentas lo que queremos es la inclusión de lectores de todos los orígenes, de todos los lugares y de todos los tamaños”, dice la directora.

“Los niños tienen menos prejuicios que los adultos, queremos construir con ellos lo que puede ser un futuro mejor”, expresa.

Hablando del futuro, la Fenal ha ido poco a poco “hibridándose” como dice Nilo. Con los lectores adolescentes y jóvenes se acercan vía plataforma digital. “Es una gran oportunidad para creadores locales para dar a conocer su obra”. Eso sucedió con la novela ¿Quién mató a Alex?, de Janeth G. S., autora local que por la vía del libro digital ha llegado a 2 millones de lectores y ahora tiene su libro, impreso, de venta en grandes librerías como El Sótano.

“Queremos que lo online sea una puerta de entrada para autores nuevos”, concluye la directora.

[email protected]