¿Cómo pueden contribuir las instituciones públicas y privadas dedicadas a la academia, el arte y la cultura a la concientización de la crisis humanitaria que se vive en México?

¿Cómo se podrían articular los esfuerzos de concientización de distintos actores como artistas, organizaciones de la sociedad civil, víctimas y las instituciones públicas y privadas dedicadas al arte y la cultura?

Las anteriores son preguntas que tanto investigadores como artistas, activistas sociales y víctimas de la violencia se plantearán durante ese martes y hasta el jueves 27 de junio, en el auditorio del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

Derechos humanos desde la cultura y las artes

Es una serie de conversaciones que componen el coloquio internacional Articulaciones: Derechos Humanos en la Cultura y las Artes, como parte de la Cátedra Nelson Mandela de Derechos Humanos en las Artes, dirigida por el comunicador y activista Jacobo Dayán, con quien El Economista sostuvo una conversación en la víspera del encuentro.

“El objetivo del coloquio es profundizar en una discusión, que hemos dejado pendiente, sobre hacer una narrativa más profunda acerca de la violencia y el horror que se vive en nuestro país”, introduce el especialista en derechos humanos.

Agrega que “por lo regular las personas tenemos acceso a esa información a través de los medios de comunicación que, evidentemente, por falta de espacio, acaban acercándonos a una narrativa generada desde una lógica de agenda policiaca; es decir, leemos notas de que hubo una balacera, que se halló una fosa clandestina, pero seguimos sin entender a profundidad, sin generar empatía acerca de la violencia que se vive”.

El coloquio, comparte, pretende iniciar esta discusión sobre cómo las organizaciones de derechos humanos, la comunidad artística y las instituciones culturales, públicas y privadas, deberían acercar al gran público el trabajo realizado por la academia, los colectivos de víctimas y las ONGs sobre la violencia en el país.

“Porque la información que se genera es suficiente, pero acaba quedándose en nichos muy pequeños (...) y si esto queda en nicho, los enterados seguirán enterándose más y el grueso de la población seguirá con una anestesia brutal porque, evidentemente, la información a la que tiene acceso es de un nivel de violencia que lo único que genera es temor”, considera.

El programa

Para dicho cometido, se llevarán a cabo ocho mesas distribuidas a lo largo de los tres días de actividades en la UNAM.

Algunas de ellas serán las siguientes:

“Las instituciones culturales y artísticas ante la crisis humanitaria”, con representantes de la Secretaría de Cultura, como Víctor Cata, subsecretario de Diversidad Cultural y Fomento de la dependencia.

“Colectivos de víctimas y la necesidad de comunicar con arte y cultura”, que tendrá entre sus panelistas a integrantes de grupos como el Comité de Victimas, el grupo Madres de Víctimas de Feminicidio o la Colectiva Editorial Hermanas de la Sombra.

El poeta y activista Javier Sicilia y el actor Daniel Giménez Cacho tendrán participación en la mesa “Responsabilidad de la comunidad artística ante la emergencia”.

Mientras que el escritor y coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Jorge Volpi, junto con el curador del MUAC, Cuauhtémoc Medina, participarán en la mesa de conclusiones del encuentro, el próximo jueves.

La curaduría del coloquio, señala Jacobo Dayán, se realizó de manera conjunta entre los integrantes de la mencionada Cátedra Nelson Mandela, el Instituto de Investigaciones Jurídicas, el Programa Universitario de Derechos Humanos y el propio MUAC.

Se ofrecerá un recorrido, como muestra de ejemplo, por la exposición sonora Vis. Fuerza (in)necesaria, una revisión de los efectos de la múltiples violencias ejercidas contra la población en México entre el 2006 y el 2019, ocasionadas por la narcoguerra, autoría de la artista tapatía Luz María Sánchez.

Además de un visita por la exposición Restablecer memorias, de Ai Weiwei, que permanece vigente en el recinto universitario.

“Incluso por quienes organizamos este coloquio habla de la necesidad de vincular instituciones que difícilmente trabajan juntas (...) Por un lado tienes instituciones culturales, un museo, academia pura y dura, como Jurídicas, y un programa que se dedica a la defensa de los derechos. Se refleja claramente la necesidad de articularse”, señala.

Agrega, finalmente, que ésta no deberá ser la discusión definitiva sino que tendrá que ser el inicio de una serie de cuestionamientos desde el periodismo, las empresas, las iglesias y demás instituciones.

Concluye que “si queremos salir de esta espiral de violencia, necesitamos participar todas y todos”.

El acceso al auditorio del MUAC será gratuito para todo el público.

Para conocer el programa completo, visita la página www.muac.unam.mx/evento/articulaciones.

[email protected]