La mañana de este domingo, desde el Complejo Cultural Los Pinos, en un conferencia presencial encabezada por la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo; la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla; el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, y con la presencia de funcionarios de la administración federal y local, así como representantes del poder legislativo e integrantes del Fideicomiso Pro Bosque Chapultepec, se reiteró al Proyecto Chapultepec como uno de los programas prioritarios de la administración federal y finalmente se dio a conocer el Plan Maestro y los avances de construcción del complejo a lo largo de sus 800 hectáreas.

Denominado como “Proyecto del Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura”, refirió Sheinbaum Pardo, el esfuerzo orbitará cuatro ejes fundamentales: la interconectividad entre las secciones; el rescate ambiental, sobre todo de las segunda y tercera sección; la recuperación y el crecimiento de la oferta cultural del bosque, así como la incorporación de Los Pinos y la Cuarta Sección al circuito del Bosque de Chapultepec.

“Decirle a los habitantes de la Ciudad de México, de la alcaldía Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, que es un proyecto principalmente de rescate natural y cultural del bosque, que no vamos a hacer absolutamente nada que signifique poner en riesgo el Bosque de Chapultepec”, garantizó la jefa de gobierno y reiteró que la comunicación e interrelación con la ciudadanía permanece abierta a través los quioscos ubicados en distintos puntos referenciales del bosque.

Agregó que, si bien habrá un saneamiento forestal para aquellos árboles y elementos naturales afectados por plagas y otros factores irreversibles, “en ningún momento estamos quitando espacios verdes para poner espacios urbanos, de cemento o concreto. La idea es que conviva la naturaleza con la cultura, tanto en los museos que se van a hacer como en el rescate de los museos existentes”.

Por su parte, Alejandra Frausto Guerrero confirmó que este año se contemplan 1,100 millones de pesos para el proyecto, mismos que serán destinados, principalmente, en las obras de interconexión de las distintas secciones, para la restauración ambiental y para la habilitación y puesta en marcha este mismo año de la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas, un espacio dedicado a promover el conocimiento y reflexión sobre las líneas políticas, filosóficas y culturales de la época del expresidente, y la Casa del Maíz y la Cultura Alimentaria, que tendrá su sede en el edificio del Molino del Rey, en Los Pinos.

“Como proyecto prioritario, por parte de la Secretaría de Hacienda, se destinarán los recursos necesarios tanto a la Secretaría de Cultura como lo que se ha hecho a través de convenio con la Ciudad de México para transferir esos recursos para que estas obras de interconexión entre las cuatro secciones se lleven a cabo por parte de la ciudad, por eso es un proyecto coordinado”, refirió la titular de Cultura.

Añadió que son tres espacios previstos para construirse aunque todavía se están estudiando y, por esa razón no tienen presupuestos asignados al menos para este año, son el Pabellón Contemporáneo Mexicano, el Cubo Escénico o interdisciplinario y un espacio para exposiciones temporales y una permanente de cambio climático en el Jardín Etnobotánico.

“El proyecto es muy profundo y tiene muchas vertientes, no existe un espacio así en el mundo porque suelen estar desmembrados. Aquí todo está unido, confluye en un espacio y por eso tiene esa potencia (…) Los nodos que se proponen son espacios para el servicio cultural y ambiental en las cuatro secciones que, con intervenciones puntuales permitirán revitalizar los museos existentes y las zonas desaprovechadas del bosque en su conjunto. De todos los espacios sólo tres implican construcciones nuevas. En su mayoría se trata de reconversión”, explicó Frausto Guerrero.