Berlín.- Bernhard Heisig, artista polémico y uno de los pintores más importantes de la ex Alemania del Este, falleció el viernes, a los 86 años de edad, anunció el ministro alemán de Cultura, Bernd Neumann.

Heisig "era uno de los pintores y grafistas más significativos de nuestra época", estimó el ministro en un comunicado.

"Era uno de los principales representantes del arte estealemán y uno de los fundadores de la escuela de Leipzig", un movimiento del realismo socialista del que formaban parte artistas como Willi Sitte, Wolfgang Mattheuer o Werner Tuebke, estos dos últimos fallecidos en 2004.

Bernhard Heisig fue también una personalidad controvertida. Nacido en 1925 en Wroclaw (actualmente en Polonia), se alistó en 1941, a los 16 años de edad, en la Wehrmacht, y dos años más tarde pasó a formar parte de una unidad de la Waffen-SS.

Después de la guerra adhirió al partido comunista estealemán y tuvo una brillante carrera en los medios artísticos de la RDA, coronado de recompensas que sólo devolvió, junto con su carnet del partido, en 1989.

No obstante, su talento era reconocido también en la RFA, y el ex canciller socialdemócrata oestealemán Helmut Schmidt le encargó en 1986 que hiciera un retrato de él destinado a la galería de la cancillería.

En 1998 fue objeto de polémica cuando fue invitado a participar en la decoración de la nueva Bundestag, instalada en el Reichstag de Berlín. Sus críticos le reprochaban tanto su compromiso con el nazismo como con el comunismo.

Desde 1992, vivía junto con su esposa en Strohdehne, pueblo de Brandeburgo (este) en el que murió.