En medio de un alud de merecidos elogios, reconocimientos a su labor y anécdotas que lo describen mucho más allá de su profesión de arqueólogo y antropólogo, Eduardo Matos Moctezuma fue homenajeado e investido este martes como miembro emérito del Seminario de Cultura Mexicana (SCM).

En el Foro Castalia de su sede en Polanco, rodeado de colegas, amigos y familiares, Matos Moctezuma, miembro titular del SCM desde 1989, recibió el reconocimiento y la venera de manos del presidente en turno, el arquitecto Felipe Leal.

Colmando el auditorio y asintiendo a los calificativos que proferían los oradores, estaban allí las comunidades académicas a las que pertenece Matos: el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de donde es profesor-investigador emérito, El Colegio Nacional, la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, la Sociedad Mexicana para el Estudio de las Religiones, la Academia Nacional de Historia y Geografía, la Academia Mexicana de la Historia y del propio SCM; además de colegas de la UNAM, El Colegio de México y el Ciesas.

El arqueólogo Leonardo López Luján, quien heredó la estafeta como titular del proyecto arqueológico del Templo Mayor de Tenochtitlan y a quien el propio Matos se ha referido como “mi mejor alumno y mi mejor maestro”, fue quien abrió la sesión de homenaje haciendo un recorrido meteórico, en 20 minutos, de la trayectoria monumental de Eduardo Matos que abarca 59 años como investigador del INAH y 41 como líder, impulsor y maestro del recinto sagrado de Tenochtitlan.

Fue una ceremonia solemne sin solemnidad, entre amigos y colegas, donde también se evocó al recién fallecido historiador nahuatlato Miguel León-Portilla.

López Luján hizo memoria de la trayectoria académica del homenajeado, de cómo su investigación en el Templo Mayor “partió del postulado teórico de que la pirámide principal de Tenochtitlan era el reflejo ideológico de la estructura social mexica”, pero también dio cuenta de cómo en la década de los 80, un carismático maestro Matos Moctezuma se convirtió en una celebridad que lo mismo recibía a mandatarios, reyes, príncipes, jefes de Estado, premios Nobel, científicos y estrellas de la farándula, incluso hizo mención de la incursión de Matos en la radio, en la televisión, en el cine, en las bellas artes, y también como fugaz príncipe persa dentro de la ópera Turandot.

Por su parte, el antropólogo Diego Prieto, director general del INAH, destacó que el reconocimiento a Matos “acredita la manera paralela y cercana en la que el INAH y el SCM han aportado a la recuperación e interpretación de nuestra memoria y de nuestra enorme riqueza cultural”. “Matos Moctezuma es para México el arqueólogo mayor, un pilar del INAH y un faro para los estudiosos del pasado mesoamericano”, expresó Prieto.

En el acto se le reconocieron a Matos sus innumerables aportaciones al estudio de la antropología, la historia y la arqueología de los pueblos mesoamericanos, además de  la creación del proyecto arqueológico del Templo Mayor, del Programa de Arqueología Urbana, del Museo de Sitio de la urbe tenochca, el tercero más visitado en México, y del Museo de la Cultura Teotihuacana, entre otros muchos espacios, dedicados al conocimiento y a la divulgación de las culturas prehispánicas.

Felipe Leal coincidió con quienes le antecedieron en que, además de todas esas aportaciones, Matos ha sido un hombre generoso, mentor de muchas generaciones, un maestro lúcido y con buen sentido del humor. “Un rasgo esencial de los seres inteligentes”. “Cultivan la ironía y como buen arqueólogo de formación antropológica, se le revelan los modos de las personas, a las cuales analiza desde su flamígera observación y pueden, o podemos, ser víctimas de un afinado sobrenombre. No se le escapa nada”, aseguró.

México le debe mucho a Matos, un hombre que “se inscribe entre los grandes intérpretes de nuestro pasado”, concluyó Felipe Leal.

Eduardo Matos en cifras

  • Autor de más de 40 libros
  • Coordinador de 25 obras colectivas
  • 500 capítulos, artículos y notas
  • 60 prólogos, presentaciones e introducciones
  • 40 guías y catálogos de exposiciones

Fundador de un centro de investigación que en 40 años ha producido 1,247 publicaciones y 107 tesis de grado.

[email protected]