Alto contraste es el nuevo libro de Jonathan Minila, un libro que reúne 11 cuentos cortos donde situaciones aparentemente cotidianas, como una reunión familiar, una invitación a salir, el uso de una máquina de escribir o acudir a una peluquería dan una vuelta de tuerca al mostrarse bajo la luz del absurdo y el humor negro.

Preguntamos al autor sobre el proceso creativo y nos contestó: “Regularmente los libros tienen diferentes mecanismos para irse formando, algunos llegan a través de un producto o algo que uno imagina, en este caso Alto Contraste se escribió casi solo, a través del tiempo. Uno de los cuentos tiene casi 10 años y uno de los mas nuevos unos cuantos meses. Y lo que hice fue navegar con los archivos y vi que tenían universos que podrían convivir y que eran personajes que están en el abismo de la locura y en algunos casos en el abismo del deseo y del anhelo, en una parte muy delicada de la realidad que cae casi en la demencia”.

“En todos se habla de aspectos que podrían parecer de la vida cotidiana pero vistos a través de la mente de los personajes. Se habla de la muerte y de los anhelos, de la soledad, de la familia, de la falta de identidad y de varias cosas que son cuestiones de las que hablamos todos los días y nos preocupan, pero están tratadas con cierto toque de fantasía, de terror, de literatura fantástica y de la literatura del absurdo. Y pensé que todas ellas podían formar un mecanismo muy preciso como es Alto Contraste”.

De los cuentos más representativos tenemos: “Su nariz”, un cuento donde un hombre se enamora de la nariz de una mujer y no de ella. Y hace lo posible por estar cerca de ella, pero no soporta estar cerca de otras partes del cuerpo de la mujer. Y pasan los meses y sus obsesiones lo llevan a abismos terribles.

Luego está “El abuelo”, que narra un encuentro de un nieto y su abuelo que ya falleció, pero el nieto no le cree que esté muerto, pero el cadáver del abuelo le dice que sí, que está muerto, y que tiene que llorar. Otro ejemplo es el de “Una vieja Xerox” que trata sobre una fotocopiadora que narra desde su perspectiva la vida de una oficina, y la tragedia que resulta su remplazo por un modelo más joven.

Con respecto al cuento como género, que tiene poca relevancia para la mayoría de las editoriales, pues dan prioridad a la novela, el autor comentó: “El cuento tiene una particularidad muy importante, que es probablemente el género que tenga mas trascendencia a través de tiempo. La novela es un género que podemos identificar desde el momento en que nace (siglo XVII y XVIII)”.

“El cuento ha estado a lo largo de la historia del ser humano y lo utilizamos en la vida cotidiana en la forma de narrar nuestro día para contar algo que nos ha sucedido. Es un recurso que usamos todo el tiempo. El cuento es un mecanismo que funciona bien para los lectores contemporáneos. Lo puedes leer en un viaje del metro o en un café y digerirlo. Un libro de cuentos no es necesario que te lo eches de corrido y tiene muchas dimensiones”.

Alto Contraste forma parte de las novedades del 2018 y dentro de la colección de narrativa del acervo cultural de la Editorial Universitaria a través de su Secretaría de Extensión y Cultura de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

@faustoponce