Arte e ideas

Lectura 1:00 min

La sabiduría infinita de una plática en la estética

Avatar de Fausto Ponce

Por Fausto Ponce

Esta comedia dirigida por Paola Izquierdo se presenta todos ?los miércoles en el Teatro Wilberto Cantón.

Un día cualquiera, en una estética cualquiera... La vida de tres mujeres está a punto de transformarse, y todo gracias a una desilusión amorosa que involucra traiciones, secretos y muy mala comunicación. De pronto, se darán cuenta que los hombres de su vida no son como ellos se pintan.

Ésta es la premisa de Parejas ?vemos, tríos no sabemos, una divertida puesta en escena que gira en torno a la comunicación y el replanteamiento de las relaciones de pareja.

La obra está dirigida por Paola Izquierdo, con las actuaciones de Maru Dueñas, Emireth Rivera, José Luis Guarneros, Gerson Martínez, Luisa Muriel, Alfredo Barrera y Beethoven Arbelaez.

Aborda la historia de tres mujeres; la primera es Rosalba (Dueñas), una estilista enamorada del amor, malhablada, celosa y novia de un sujeto llamado Braulio (Arbelaez) a quien adora y solapa... aunque poco a poco vemos que el susodicho es un vividor, un supuesto actor/modelo que busca el papel de su vida, pero mientras eso sucede debe ser mantenido por su novia en turno.

Luego tenemos a Chelo (Muriel), una mujer mayor, chapada a la antigua, asistente de Rosalba la acción se desarrolla en la estética de Rosalba , con un matrimonio estable desde hace muchos años.

Y en tercer lugar, tenemos a Andrea (Rivera, quien también produce la obra), una alta ejecutiva, sumamente exitosa, envuelta en una relación complicada con Santiago, quien prácticamente no la pela porque vive para el trabajo. El romanticismo se ha perdido y la mala comunicación y los rencores comienzan a hacerse presentes.

Andrea, en el ajetreo de su vida laboral y por azares del destino, llega a la estética de Rosalba donde se encontrará con ésta y Chelo, con quienes descubrirá que tiene más en común de lo que pensaban, como, por ejemplo, su forma de relacionarse con los hombres y al supuesto de lo que debería ser una mujer, lo cual trasciende cualquier edad y condición social.

La obra devela poco a poco la problemática de estas féminas a través de situaciones absurdas que nos hacen reír prácticamente toda la obra, lo que aligera el discurso feminista y un poco trillado de Andrea, quien predica más de lo que debe.

La mayor parte de la diversión se la debemos a Dueñas y su brillante interpretación de Rosalba, un personaje atrevido y emprendedor, sexy, sin pelos en la lengua, quien sólo busca un poco de amor; con un poco más de autoestima podría llegar más lejos que la propia Andrea y su título universitario. Es curioso que se sube a un ladrillo para dar sus discursos, sólo para darse cuenta, gracias a Rosalba y su aguda inteligencia, que no es más liberada ella y Chelo. Maru Dueñas es insuperable e insustituible. Cabe destacar también la participación de Guarneros, un ingrediente extra que refuerza el entretenimiento y hace avanzar la trama.

Parejas vemos, tríos no sabemos consigue dejarnos un muy buen sabor de boca, por momentos predica demasiado y amenaza con perderse en un discurso feminista obvio; sin embargo, entre la dirección, el texto y las actuaciones, la problemática encuentra un cause satisfactorio en donde la comunicación parece ser el camino indicado. Una excelente opción teatral entre semana: ligera y divertida.

La obra se presenta los miércoles a las 8 de la noche en el Teatro Wilberto Cantón (José María Velasco 59, colonia San José Insurgentes). Boletos de 350 y 250 pesos. Descuentos a estudiantes e Inapam.

@faustoponce

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.