Del 2012 al 2018, dentro de la gestión presidencial de Enrique Peña Nieto, la aportación al PIB de las actividades culturales cayó de 3.5 a 3.2 por ciento. Aunque en términos absolutos la producción cultural ha incrementado su valor, se ha recortado su participación dentro de la economía mexicana nacional.

Los movimientos negativos en el aporte de la cultura al PIB de México están ligados a una menor producción cultural de la iniciativa privada, debido a su importancia en el sector. Cerca del 76% de la cultura se genera en el mercado nacional, de acuerdo con cifras de la Cuenta Satélite de la Cultura de México 2018 realizada por el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Las familias mexicanas aportan alrededor del 18% al producto cultural y el gobierno contribuye con 6% del total. Los hogares y la gestión pública mantuvieron su nivel de producción estático durante el lapso 2012-2018.

Estas cifras muestran que la cultura cada vez participa menos en la economía nacional porque el mercado (los privados) cada vez producen menos cultura. Adicional a esta situación, la producción de cultura desde la gestión pública es mínima y no se incrementó en ningún periodo durante la gestión de Peña Nieto.

Producción cultural en 2018

Sólo durante el 2018 la producción económica de la cultura en México ascendió a 702,132 millones de pesos a precios básicos. La generación económica de la cultura representó el 3.2% del PIB total nacional.

Aunque la producción cultural como parte del PIB se ha reducido en los últimos diez años, el ritmo de expansión es mayor que el de la economía nacional general. En promedio durante 2008 y hasta 2018 el PIB de la cultura en México creció 4.4% anual, mientras que el PIB general mostró una expansión media anual de apenas 2.7 por ciento.

La producción económica del sector cultural mexicano durante el 2018 fue incluso mayor que el total generado por el sector agrícola. La agricultura, la ganadería, la pesca, la caza y las actividades forestales sumaron un valor de 506,338 millones de pesos a precios básicos. La producción cultural superó dicha cantidad en 195,794 millones de pesos.

El 36% de la cultura en México la producen los medios de información masiva

Durante este año 36 de cada 100 pesos del PIB cultural se generaron en los medios de información masiva. El internet, el cine, los libros y otros materiales impresos son los sectores a través de los que se produce mayor contenido cultural.

El segundo y tercer puesto lo ocuparon las industrias manufactureras ligadas a la producción de artesanías y otras mercancías culturales; y el comercio que aportaron 14 y 10% respectivamente al PIB cultural total.

El 63% de la cultura producida se queda en México

El consumo interno es la principal dirección de la cultura disponible en el país. Durante el 2018 el 62.6% de la oferta cultural fue consumida por los hogares mexicanos. El gobierno es el segundo consumidor más importante, durante este año adquirió 3.4% del total de la oferta cultural. Sólo 2.3% se dirigió a la formación bruta de capital, 1.4% a las exportaciones y apenas 0.1% a la variación de existencias. El 30.2% restante fue consumido por la demanda intermedia.

La cultura producida a escala nacional y disponible para el consumo ascendió a 1,289,800 millones de pesos durante 2018. Esta cifra implicó un crecimiento de 3.5% en relación con el año previo.