La pandemia de covid-19 impidió a 12 millones de mujeres acceder a la anticoncepción el año pasado, lo que provocó 1.4 millones de embarazos no deseados, según un informe del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) publicado el jueves.

Estos 12 millones de mujeres viven en 115 países. La pandemia les ha impedido acceder a los servicios de planificación familiar, según un comunicado de la principal agencia de la ONU en materia de salud sexual y reproductiva.

"Los embarazos no se detienen durante las pandemias o las crisis. Debemos garantizar que las mujeres y las niñas tengan un acceso ininterrumpido a los anticonceptivos y a los medicamentos para la salud materna", declaró la directora del UNFPA, Natalia Kanem, en el comunicado.

"El devastador impacto del Covid-19 en la vida de millones de mujeres y niñas durante el pasado año subraya la importancia vital de garantizar la continuidad de los servicios de salud reproductiva", dijo.

Según el informe, el acceso a los anticonceptivos se vio perjudicado en 2020 porque las mujeres reorientaron sus recursos económicos debido a las restricciones de viaje.

Según los datos recogidos por la agencia de la ONU, las dificultades de acceso a los programas de planificación familiar se observaron principalmente durante los meses de abril y mayo.