Por primera vez en su historia, la Universidad Autónoma de Nayarit tendrá a una rectora dirigiendo la institución para el periodo 2022-2028.

El pasado 31 de marzo se llevó a cabo la sesión extraordinaria en el Consejo General Universitario, donde con 149 votos a favor de 154 posibles, se le otorgó la distinción. También será la primera vez que este cargo es ocupado por alguien que tiene formación directamente relacionada con la educación. / Después de este anuncio, El Economista tuvo oportunidad de conversar con la doctora Norma Liliana Galván Meza, ella es licenciada en Ciencias de la Educación y en Educación Especial, con una maestría en Tecnologías para el Aprendizaje y un doctorado en Educación.

Sobre este logro histórico y sus planes para la próxima gestión comenta: “Es momento de demostrar que se puede dirigir a una institución educativa desde una concepción y una formación profesional plenamente basada en el estudio del fenómeno educativo, donde se pueda demostrar la preparación y capacidad para el entendimiento de todas las problemáticas educativas y no sólo desde lo político”.

“Agradezco mucho y aplaudo que actualmente las instituciones educativas, al igual que otros ámbitos en nuestro país y con diversos actores, permitan que haya la posibilidad para que tanto hombres como mujeres podamos participar en estos procesos en igualdad de circunstancias, demostrando nuestras capacidades. Que haya una aspiración genuina de hombres y mujeres para poder llegar a desempeñar este cargo con mucho temple, tenacidad y conocimiento de la institución”.

En la institución hay expectativa y ambiente positivo, respecto a que se empiecen a abrir más oportunidades con equidad y sentido de justicia. El escenario del que se deriva este resultado es favorable. Para el nivel medio superior y superior en la universidad, la matrícula cuenta con más del 50% de mujeres y en los últimos 15 años la mayoría de profesorado que ha entrado también son mujeres, esto de acuerdo con la disciplina, pero se observa un buen porcentaje de mujeres participando activamente.

Sin embargo no podemos olvidar que en las instituciones educativas ha sido poco el porcentaje de mujeres que lideran instituciones de educación superior, se habla de menos de un 15%, “esto nos habla de que hay mucho por hacer, para tener igualdad de circunstancias, postularnos  y demostrar que capacidad, talento, conocimiento y trayectoria existe en las mujeres para poder obtener este tipo de cargos (...) Sobra decir que así como hay hombres que han ocupado cargos importantes, también hay mujeres muy valiosas que lo podemos hacer y celebro la apertura”.

Los retos

La doctora Galván Meza  explica que en los últimos años, al igual que otras universidades del país, se han tenido diferentes problemáticas, sin duda el tema financiero ha sido uno de los más complejos. “En los últimos años hemos trabajado de la mano y acompañados de la Secretaría de Educación Pública, y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, además del gobierno del estado y otras instancias que nos han acompañado, sin embargo es un tema que tiene que ser prioritario para esta administración”.

Dijo que desde el día 1 se tendrá que comenzar a trabajar para encontrar soluciones de fondo, así como se han ido buscando otras estrategias, pero consolidar aún más la parte de la reducción del déficit financiero en la institución.

Agrega que otra parte fundamental está enfocada en fortalecer la función social de la universidad, “a partir de una dimensión transversal de la responsabilidad social universitaria, donde promovamos aún más ese contacto y comunicación permanente con la sociedad y la comunidad, en un proceso de ganar-ganar, donde la vinculación, la investigación vayan de la mano, al igual que la docencia, que son nuestras funciones sustantivas, además, siendo parte de las decisiones del estado”.

“Queremos que se nos reconozca”, tanto a los diferentes profesores investigadores, como una voz especializada para poder emitir opiniones y en ese sentido, poder participar de la agenda de desarrollo regional, local, institucional y por qué no, también de lo nacional.

También señaló que el resto de las áreas de la institución son prioritarias, como la academia, que a pesar de estos problemas financieros, de la pandemia, y las situaciones que se han enfrentado como institución, se han mantenido con bastante calidad y muy buenos estándares. “Estos son espacios que debemos seguir fortaleciendo y promoviendo de la mano de la comunidad institucional, pero también de la sociedad en general”.

Recordó que hay mucho talento de investigación en la institución, “en este momento tenemos 150 profesores que forman parte del Sistema Nacional de Investigadores, hay cuerpos académicos consolidados con prestigio y reconocimiento por el alcance de sus investigaciones y transferencia de tecnología, un ejemplo a partir de la pandemia es el laboratorio LANIIA, que ha trabajado para poner al alcance de la sociedad la posibilidad de la realización de pruebas para determinar la presencia de Covid-19 en las personas, es un laboratorio que no ha descansado y es fundamental para el estado. También hay un cuerpo de toxicología que está trabajando fuertemente para políticas de regulación de insecticidas y temas de salud”.

De manera personal ¿qué se siente ser la nueva rectora?

“Sentí mucha emoción durante el proceso, no estuve de manera presencial durante la votación, pero a partir del voto 78, que ya era la mayoría más uno, dijimos ´aquí ya ganamos´, evidentemente eso generó mucha emoción en mí, me sorprendió la cantidad de votos. Agradezco la confianza en esta administración. Cuando acabó la votación acudí de forma presencial para agradecer personalmente a los consejeros por la confianza de su voto”.

Galván Meza tiene dos hijas de 10 y 6 años, ambas sumamente contentas y felices, “en cuanto supieron que su mamá podría ser la próxima rectora, pero la primera mujer en la institución, lo primero que me dijeron fue ´sí mamá, lo tenemos que hacer´, motivación hay, y mucha”.

nelly.toche@eleconomista.mx