El 2014 ha sido un año especial para Jennifer Lawrence. De apenas 24 años, la actriz ganadora de un Óscar estuvo en la mira de todos por varias razones. Una de ellas fue el llamado Celeb-gate, el hackeo de decenas de cuentas privadas de celebridades, que reveló, entre otras cosas, que Lawrence, como tantas otras mujeres jóvenes de su generación, se toma fotos eróticas con su celular.

Además, hace unas semanas, el llamado Sony-hack, que puso al descubierto miles de mails, chats y otros documentos privados de ejecutivos de Sony, reveló que, a pesar de su éxito, Lawrence es víctima de la desigualdad de género: le pagaron menos que a sus coestrellas masculinas en la cinta American Hustle (2013).

Esos escándalos no son la única razón por la que Jennifer Lawrence (J Law, como le dicen sus fans) ha tenido un año, digamos, especial. Y es que este 2014 nadie reinó sobre la taquilla como ella.

La revista Forbes reporta que sumando la recaudación de X Men: Días del futuro pasado y la tercera entrega de la serie de Los juegos del hambre, Lawrence metió a la taquilla mundial la friolera de 1,400 millones de dólares.

En especial en su papel como Katniss Everdeen en Los juegos del hambre, Lawrence se ha convertido en una máquina de hacer dinero. Sinsajo, parte 1, la penúltima entrega de la saga, ingresó más de 306 millones de dólares tan sólo en EU, según Box Office Mojo, lo que casi triplica el presupuesto de la cinta.

Es irónico que tal cantidad impresionante de dinero no se refleje necesariamente en el cheque de la actriz. Triste historia: hasta la estrellas son víctimas de misoginia.

Chris Pratt también triunfó

Este año significó una transformación para Chris Pratt. Comediante de aspecto bonachón y torpe, Pratt había hecho su carrera en la televisión y con papeles menores en el cine. Pero gracias al megaéxito de Guardianes de la Galaxia, en la que Pratt usa su lado cómico y se transforma en héroe de acción, el actor también corona la lista de Forbes con una recaudación de 1,200 millones de dólares, gracias a Guardianes y The Lego Movie, para la que Pratt prestó su voz.

Otros actores incluidos en la lista de Forbes son Scarlett Johansson, Mark Wahlberg y Chris Evans, con carreras más extensas que Pratt y Lawrence.

Lo que es decir: el 2014 fue un año para los nuevos héroes.

[email protected]