La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob) declaró emergencia extraordinaria del 23 al 26 de julio en 622 municipios de 23 estados de la República, debido a la onda de calor que ha superado los 45 grados en algunas entidades.

A partir de esta declaratoria, las autoridades estatales podrán activar los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias para atender necesidades alimentarias y de salud de las poblaciones afectadas por las altas temperaturas.

Cabe destacar que el 18 de julio pasado el Servicio Meteorológico Nacional informó el inicio del fenómeno climatológico denominado sequía intraestival, también conocido como canícula, caracterizado por calor excesivo por la duración de lluvias en gran parte del país, generalmente tiene una duración de 40 días.

La emergencia fue emitida en: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guerrero, Jalisco, Nayarit. Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Michoacán, Nuevo León, San Luis Potosí, y Yucatán, por la onda de calor del 23 al 26 de julio.

Los estados con mayor número de municipios en emergencia son: Yucatán, con 98 municipios; Chiapas, con 72; Chihuahua, con 67; Sonora, con 64 y Veracruz con 51 municipios, mientras que las entidades con menor número de municipios en estado de emergencia son Sinaloa, con 13; Campeche, con nueve y Baja California y Baja California Sur con cinco municipios.

La Secretaría de Salud recomendó a la población mantener precauciones, como evitar realizar actividades al aire libre entre las 11:00 y las 16:00 horas, beber suficiente agua y el uso de sombrillas para evitar deshidratación y quemaduras de piel. Principalmente solicitó atender a bebés y adultos mayores.

Otras recomendaciones para atender durante esta temporada incluyen el uso de prendas ligeras y en colores claros, el uso de protector solar, evitar actividades físicas intensas y tener especial cuidado en el manejo de los alimentos, para evitar intoxicaciones por descomposición.