Piezas de oro elaboradas entre los años 500 a.C. y 1,500 d.C. por sociedades orfebres de las regiones prehispánicas de Colombia, en menos de tres meses de exhibición han atrapado la mirada de 60,000 personas en el Museo Nacional de las Culturas, donde permanecerán hasta el 3 de febrero, en la exposición Oro, arte prehispánico de Colombia. La curaduría, realizada por el Museo del Oro del Banco de la República de Colombia, del cual procede el acervo, presenta al público mexicano una propuesta museográfica en la que piezas de carácter mitológico y simbólico se muestran como obras de arte fino.

El discurso resalta el sentido estético de 200 objetos milenarios, y muestra por qué la composición y el equilibrio de los diseños le confieren a la orfebrería prehispánica de Colombia un lugar destacado en el arte universal. Asimismo, la exhibición da a conocer el contexto histórico y social de las obras.

Oro, arte prehispánico de Colombia, inaugurada en octubre pasado, es una muestra organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en colaboración con el recinto sudamericano.

Roberto Lleras Pérez, especialista del Museo del Oro, explicó que en el lapso de 2,000 años, comprendido de 500 a.C. a la conquista española (1,500 d.C.), la metalurgia floreció en el actual territorio de Colombia como en pocas regiones del mundo en época alguna.

En el área andina, los litorales del Caribe y el Pacífico surgieron cerca de una docena de estilos diferentes, se elaboraron miles de piezas de adorno y de ofrenda con las más variadas representaciones de hombres, animales y figuras geométricas , dijo Lleras Pérez.