Con la participación de cientos de profesionales del arte teatral y miles de aficionados, fue inaugurado el Festival "Globe to Globe", que recuerda a uno de los mayores exponentes de la literatura universal, William Shakespeare, quien murió hace 396 años.

Dicho festival, que forma parte del World Shakespeare Festival, que integra el programa cultural de los Juegos Olímpicos de Londres este verano, cuenta con la colaboración de 50 organizaciones culturales de varios países, quienes desarrollarán, a partir de hoy y hasta el otoño, una serie de actividades, entre obras de teatro y lectura de sonetos.

Para este domingo se programó una lectura de sonetos de Shakespeare en 25 idiomas y en las próximas semanas se podrán ver obras en ruso, afrikaans, hindi, urdu, hebrero, árabe y japonés, entre otros idiomas.

Además, se pondrá en escena Enrique VI , en versión serbia, albanesa o macedonia.

De acuerdo con el director artístico de la Royal Shakespeare Company (RSC), Michael Boyd, este célebre personaje "no sólo forma parte del patrimonio cultural inglés" sino que además "es el artista y dramaturgo más popular de todo el mundo", según una investigación de la RSC y del British Council.

Considerado uno de los mejores escritores de lengua inglesa de la historia, Shakespeare, quien nació el 23 de abril de 1564 en Stanford on Avon, Reino Unido, ha impactando diversas áreas de la cultura, entre ellas, la literatura, el teatro y el cine.

A lo largo de la historia han surgido muchas especulaciones sobre los diversos aspectos de la vida de Shakespeare, incluyendo su afiliación religiosa, orientación sexual, fuentes de la colaboración, la autoría y cronología de las obras y sonetos.

Sobre su formación, resulta incierta, ya que se cuenta con pocos registros al respecto. No obstante, de acuerdo con el portal "Biografías y vida", probablemente estudió en la Grammar School de su localidad natal, aunque se desconoce cuántos años y en qué circunstancias.

Asimismo se dice que en sus años de juventud, Shakespeare asistió a la cristiana Iglesia Santísima Trinidad, la ahora famosa catedral de la elegante forma de cruz de piedra caliza en las orillas del río Avon.

Aunque no hay registros de lo que Shakespeare hizo durante los primeros años posteriores a su matrimonio con Anne Hathaway, se conoce que trabajó en el Teatro Globe.

Su estancia en la capital británica se fecha entre 1590 y 1613, en ella se dice que escribió poemas y obras de teatro, además de participar en grupos de la disciplina y de actuación.

La totalidad de su obra suma 14 comedias, 10 tragedias y 10 dramas históricos, mismos que dan forma a un exquisito compendio de los sentimientos, el dolor y las ambiciones del alma humana.

De acuerdo con algunos biógrafos fue en 1593 cuando se publicó el poema "Venus y Adonis", el cual tuvo una gran acogida dentro de los ambientes literarios londinenses. Mientras que de su producción poética posterior cabe destacar "La violación de Lucrecia" (1594) y los "Sonetos" (1609), cuya temática aludía al amor.

Tras unas primeras tentativas, en las que se transparenta la influencia del poeta y dramaturgo Christopher Marlowe, antes de 1600 aparecieron la mayoría de sus comedias alegres y algunos de sus dramas basados en la historia de Inglaterra.

A partir de aquel año, Shakespeare publicó grandes tragedias y las llamadas "comedias oscuras", en las que trataba temas que rayaban en lo trágico con giros realistas. Ejemplo de ello es Hamlet que refleja la incapacidad de actuar ante el dilema moral entre venganza y perdón y Macbeth, que representa la cruel tentación del poder.

En sus últimas obras, a partir de 1608, cambió de registro y entró en el género de la tragicomedia, a menudo con un final feliz en el que se deja ver la posibilidad de la reconciliación, como sucede en Pericles .

Sin aún tener identificado el por qué, casi al final de su vida, decidió cambiar lo amoroso por lo trágico, Shakespeare falleció el 23 de abril de 1616, y su muerte se asocia a un exceso de ingesta de alcohol.

No obstante, las últimas investigaciones al respecto afirman que el escritor inglés padecía cáncer.