La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este miércoles la publicación del Reporte de Estadísticas Sanitarias Mundiales 2020, misma cuya buena noticia es que la población en general está teniendo vidas más prolongadas y saludables. La mala noticia es que la tasa de progreso global “es demasiado lenta” para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sustentable previstos para el 2030, expresó Tedros Adhanom, director general de la organización.

A grandes rasgos, el Reporte de Estadísticas Sanitarias Mundiales detalla que la esperanza de vida y esperanza de vida saludable incrementaron. Las mayores ganancias se dieron en países con bajos ingresos con una prolongación de la esperanza de vida del 21%, es decir, unos 11 años, entre el año 2000 y el 2016. Sin embargo, en el mismo periodo, en los países de mayor desarrollo la prolongación de la esperanza de vida apenas fue del 4% o 3 años.

En México, la esperanza de vida para aquellas personas nacidas a partir del 2016 es de 74 años para los hombres, mientras que para las mujeres es de 79.2 años, con un promedio de 76.6 para ambos sexos. Este dato da constancia de un incremento de al menos un año de la esperanza de vida para ambos sexos en la última década, toda vez que en el 2013 la esperanza para los mexicanos que nacían en el 2013 era de 73 años en el caso de los hombres, y de 78 años en el caso de las mujeres.

Lo anterior, de acuerdo con los resultados del Reporte de Estadísticas Sanitarias Mundiales 2020 presentados por la OMS, en los que, además de la esperanza de vida, se contemplan factores tan diversos como el acceso a los servicios de salud universales, densidad de personal médico disponible por cada 10,000 habitantes, proporciones de acceso al agua potable y servicios de sanidad, de embarazos adolescentes y mortalidad por homicidio, entre otros indicadores.

Además, de acuerdo con los datos basados en reportes de los últimos años entregados al máximo organismo para la salud, la esperanza de vida saludable en nuestro país es de 68.8 años para los hombres y de 69.6 para las mujeres.

La cobertura de los servicios de salud universales, según reporta el estudio, alcanza el 76% de la población. Sin embargo, en los datos de densidad se documenta que existen 23.8 médicos y 1.4 dentistas por cada 10,000 habitantes en el país. A su vez, solamente el 43% de la población tuvo acceso a agua potable o tratada.

Además, se reporta que 70.5 de cada 1,000 mujeres adolescentes, considerando un rango de edad de entre 15 y 19 años, se ha embarazado entre 2010 y 2018. El 10% de mujeres y niñas de entre 15 y 49 años reportó entre 2010 y 2017 haber sido víctima de violencia física o sexual por parte de una pareja actual o anterior.

El 5.3% de los mexicanos menores de cinco años ha presentado sobrepeso entre 2010 y 2019. Y se reporta que nada más en el 2016 14.8% de las personas entre cinco y 19 años fue reportado con el mismo padecimiento, mismo que se incrementó en la edad adulta, puesto que el 28.9% de los mexicanos mayores de edad presentaron obesidad.

La probabilidad de perecer a causa de un accidente cardiovascular, cáncer, diabetes o algún padecimiento respiratorio crónico entre la población mexicana de entre 90 y 70 años es del 15.7%. Por otra parte, la tasa de mortalidad por homicidio, al menos hasta el último registro de 2017, es de 25.7 por cada 100,000 habitantes.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx