Pew Reserach Center recientemente cerró los límites de la línea analítica en la que inscribe a los millennials, al tiempo que ubicó los eventos históricos e hitos tecnológicos comunes a esta generación y dejó abierta la aparición de la siguiente, actual terra ignota de las estadísticas poblacionales. De esta forma, todo aquel nacido entre los años de 1981 y 1996 será considerado un millennial, que en la línea temporal establecida por el think tank estadounidense es el grupo etario que se ubica entre la Generación X (1965-1980) y los aún ignotos nacidos desde 1997 hasta la actualidad.

Este no es el primer trabajo que postula el génesis y el fin de la generación millennial. Ya en el 2009, la consultora australiana McCrindle Research estableció el rango comprendido entre los años 1980 y 1993. Un estudio conjunto realizado en el 2013 por PricewaterhouseCoopers, la Universidad del Sur de California y la Escuela de Negocios de Londres fijaron el rango para esta generación entre los años 1984 y 1999. El Dale Carnegie Training y RSU Research llegaron casi a la misma conclusión que el Pew Resarch Center, comprendiendo a los millennials como aquellos nacidos entre los años 1980 y 1996.

Con suficiente perspectiva histórica, el think thank ofrece elementos para soportar su postulado. Baste recordar que las primeras alusiones a esta generación comenzaron en 1993, cuando en la editorial de una revista estadounidense se ensayaba establecer las diferencias entre los adolescentes de aquella época y los de la Generación X. El Pew Research Center señala en su artículo que los grupos generacionales proporcionan a los investigadores una herramienta para entender cómo las diferentes experiencias formativas (como los eventos mundiales y los cambios tecnológicos, económicos y sociales) interactúan con el proceso del ciclo de vida y el envejecimiento para dar forma a las visiones de las personas sobre el mundo. Establecer grupos generacionales permite, por ejemplo, examinar cómo difieren las trayectorias de las opiniones entre generaciones .

Ejemplo de esto último es un estudio del mismo Pew Research Center, en el que se examina la distribución del espectro político-ideológico entre las generaciones Silenciosa (1928-1945), Baby Boomer (1946-1964), X y Millennial. Los resultados arrojados por la investigación indicaron que en el 2017 el conjunto de las opiniones consistentemente liberales o mayoritariamente liberales fue mayor entre los millennials, al sumar un porcentaje de 57% de los encuestados. En contraste, los silenciosos fueron la generación que puntuó menos bajo en este espectro ideológico, con 28%, pero puntuaron más alto en los grupos etarios en cuanto a las opiniones consistentemente conservadoras o mayoritariamente conservadoras, con 39 por ciento.

Entre los sucesos históricos y políticos compartidos por la generación millennial, el Pew Research apunta que la mayoría de los millennials tenían entre 5 y 20 años el 11 de septiembre de 2001, fecha en que se realizaron los ataques terroristas contra las Torres Gemelas. Con este rango de edades, los pertenecientes a esta generación, afirma el artículo, tenían edad suficiente para comprender el significado histórico de ese hecho. Otro evento común fue la elección presidencial estadounidense del 2008, que dio como ganador a Barack Obama; al asumir el postulado por el Partido Demócrata el cargo en enero del 2009, los millennials tenían entre 12 y 27 años. Este año, los primeros millennials alcanzaron la edad de 37 años, y los últimos tienen 22 años cumplidos. Los menores de 22 años serán asignados a una nueva generación, que al carecer aún de un consenso sobre el nombre, el Pew Research se referirá a ella como post-millennials.

Sobre los problemas de índole económica compartidos por los pertenecientes a esta generación, el think thank resalta el panorama de precariedad laboral que enfrentan. Las opciones de vida han sido moldeados por las recesiones económicas y la implementación de políticas neoliberales que han dado como resultado falta de seguridad laboral, bajos sueldos y una proyección de vejez incierta. En términos macroeconómicos, la pobreza y la desigualdad aumentan progresivamente.

El acceso a las nuevas tecnologías y la presencia de éstas en cada vez más ámbitos de la vida han definido en gran medida a los millennials. Las redes sociales, la conectividad constante y el entretenimiento y la comunicación bajo demanda son innovaciones que los millennials adaptaron a medida que alcanzaban la mayoría de edad. Estas innovaciones han tenido un efecto en sus relaciones con los otros, su concepción de la política y la democracia, la forma en que se comunican y los estilos de vida que adoptan.

El concepto millennial entra así en su etapa adulta, y queda ya poco abierto a la especulación. La tarea ahora es ahora revisar cómo se desarrolla esta generación que ha ganado su carta de ciudadanía ante los investigadores. Y así como se comienza a cerrar un ámbito, se va abriendo el de la generación que le sigue, cuyos miembros de mayor edad tienen ahora 21 años, los necesarios para poder participar de las decisiones políticas en sus países.