Los Ángeles.-Cuando Gustavo Dudamel sueña, lo hace en grande. El joven maestro venezolano está convirtiendo su vieja ilusión de dirigir el ciclo completo de Gustav Mahler en un acontecimiento histórico, ya que empleará un millar de músicos en una función en Los Angeles y 1,400 músicos y voces en una presentación en Caracas.

El Proyecto Mahler se realizará en cinco semanas e incluye a las dos orquestas que dirige Dudamel, la Filarmónica de Los Angeles y la Orquesta Simón Bolívar. Ambas sinfónicas unirán fuerzas en Los Angeles para tocar la Octava Sinfonía, conocida como "Sinfonía de los mil".

La iniciativa alcanzará su punto culminante en Los Angeles cuando se ejecute esa sinfonía el 4 de febrero en el Auditorio Shrine.

Como si fuera poco, el ciclo incluirá el adagio de la inconclusa Décima Sinfonía de Mahler y el concierto de la "Sinfonía de los mil" que tocarán en la capital venezolana será transmitido en vivo en cines de Estados Unidos.

"Esto es histórico. Es la primera vez que se va a tocar con tantos músicos como lo quiso Mahler", dijo Grant Gershon, director del Coro Master de Los Angeles, uno de los coros que participará en ese concierto. "Este proyecto tiene muchísima fuerza, va a marcar un hito".

En Venezuela, la Octava reunirá a unos 1,400 músicos y voces, de acuerdo con Roberto Palmitesta, portavoz de la Fundación Musical Simón Bolívar que acompaña a la orquesta que viajó a Los Angeles. En ambos conciertos de la Octava, la mayoría de los músicos participantes serán miembros de coros.

"La idea de tener a estas dos orquestas fue de Gustavo. Este era su sueño", dijo en una entrevista reciente Deborah Borda, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de la Filarmónica de Los Angeles. "La Simón Bolivar ha tocado aquí antes, en el 2007, así que la idea de la colaboración es algo natural. De cierto modo, es concretar esa filosofía de unión a través de la música que tiene Gustavo".

"Esta oportunidad de compatir la belleza y fuerza de la música de Mahler es un momento único, que se torna aún más hermosa cuando compartimos con todo el mundo esta unión de la Orquesta Simón Bolívar y la Filarmónica de Los Angeles", dijo Dudamel en un comunicado. "Es una oportunidad increíble. Desde la primera práctica, la unión de estas dos orquestas se sintió como una combinación perfecta y natural".

Dudamel no está dando entrevistas mientras trabaja en el ciclo de Mahler, indicó la Filarmónica de Los Angeles. El venezolano es el director musical de la filarmónica.

El proyecto también coincide con el año que se celebra 100 años de la muerte de Mahler. Para Borda, sin embargo, el titánico proyecto tiene más que ver con la estrecha conexión que Dudamel tiene con Mahler que con la celebración del centenario.

"La música e influencia de Mahler figuran prominentemente en la carrera de Gustavo ... así que me parece natural que él haga esto", dijo Borda. "Y también me alegro que esto ocurra en el año del centenario de Mahler porque así todo funciona mejor".

El jueves 26 de enero, por ejemplo, el astro de la música clásica dirigirá a la Simón Bolívar en la Quinta Sinfonía, composición con la que logró renombre internacional en el 2004, cuando ganó la Competencia de Conducción Gustav Mahler en Bamberg, Alemania.

Dudamel también resaltó a Mahler en su concierto inaugural del 2009, cuando dirigió la Primera Sinfonía. Luego, de gira por Europa con la Simón Bolivar, Dudamel volvió a tocar a Mahler. El conductor y la orquesta venezolana también han grabado la Quinta Sinfonía.

"Adoro a Gustavo", dijo el bajo ruso Alexander Vinogradov, uno de los solistas que cantará en la Octava Sinfonía en Los Angeles. "¿Cómo te explico? Ser dirigido por Gustavo es como jugar ping-pong. El siempre te devuelve la pelota. Eso es lo grande de Gustavo. Puedes estar seguro de que, si cantas, él te respaldará, que cualquier cosa que le tires, te lo va a devolver".

El ciclo en Los Angeles se inició el 13 de enero con la Cuarta Sinfonía y termina el 5 del próximo mes con la Novena. Casi todos los boletos están agotados. En su país natal, Dudamel dirigirá las sinfonías del 7 al 18 de febrero. Para lograr un mejor resultado, ambas orquestas participarán en cada ciclo. Por ello, la Simón Bolivar está en Los Angeles para interpretar cinco sinfonías.

Al final del ciclo en Los Angeles, ambas orquestas viajarán a Caracas a tocar de nuevo todo el ciclo.

El concierto de la Octava Sinfonía en Caracas será transmitido en vivo el último día del ciclo. Será la primera vez que la Filarmónica de Los Angeles realice una transmisión de este tipo desde el extranjero.

"Esto es algo inigualable. No creo que esto vaya a repetirse de nuevo, así, en nuestras vidas", dijo la trombonista Mayerlín Carrero, una de los 180 músicos de la Simón Bolívar que viajó a Los Angeles para el proyecto.

Carrero llegó a Los Angeles junto con dos hermanos y una prima, quienes también tocan en la orquesta venezolana.

"En total, tengo 20 familiares en El Sistema", dijo Carrero aludiendo al programa que promueve la educación de música clásica en niños y jóvenes en Venezuela y decenas de países. "Esto es una pequeña escala de lo que pasa con El Sistema en el país. En Venezuela, donde quiera que vayas conoces a alguien que está o tiene parientes o amigos en El Sistema".

Dudamel es el máximo símbolo y embajador de El Sistema, también replicado en Los Angeles, donde funciona bajo el nombre de Orquesta Juvenil de Los Angeles, o YOLA por sus siglas en inglés.

Como parte del Proyecto Mahler, la orquesta venezolana también dará conciertos juveniles y un ensamble de esta sinfónica tocará música de cámara. Fiel a su línea filosófica, la orquesta venezolana realizará asimismo prácticas e impartirá clases a estudiantes de YOLA.

El proyecto incluye simposios con Borda y expertos en Mahler.

BVC