La pandemia por la propagación del virus SARS-CoV-2 lo ha permeado todo, incluyendo las páginas del Diccionario de la lengua española (DLE) que ha incluido palabras como “coronavirus”, “coronavírico”, “COVID”, “desconfinar”, “cuarentenar”, “desescalada”, “distópico” y “barbijo”, que ha recibió una segunda definición.

La Real Academia Española anunció este martes la actualización 23.4 del DLE, en la que se han considerado 2,557 enmiendas o adiciones que ya figuran en la edición digital del diccionario.

Además de la situación epidemiológica, la RAE, con ayuda de la Fundación “la Caixa”, aprobó la inclusión de otras voces que han venido tomando presencia en nuestra lengua en los últimos años. Es el caso de las relacionadas con la medicina, con términos considerados en esta actualización como “antirretroviral”, “melatonina”, “seroprevalencia”, “farmacovigilancia” o “vigorexia”.

El uso más habitual de la tecnología de interconexión a distancia también ha condicionado la inclusión en el DLE con términos como “videollamada”, “videochat”, “trolear”, “emoji” y “avatar”. Asimismo, con el uso de redes sociales, como Twitter, la palabra “hilo” ha incorporado una nueva definición: “en foros de internet o redes sociales, cadena de mensajes publicados sobre un mismo asunto”.

Por su parte, el mundo de la gastronomía aportó palabras habituales, pero sin reconocimiento, hasta ahora, como “faláfel” y “nacho”.

Los ejercicios políticos, democráticos y de participación social en el mundo permitieron la inclusión de palabras o adiciones como “abstencionismo”, “activismo”, “candidatizar”, “izquierdoso”, “partidocracia” y “provida”.

Para conocer la lista de los 2,557 términos incluidos o con adiciones, consultar la página https://www.rae.es/noticia/la-rae-presenta-las-novedades-del-diccionario-de-la-lengua-espanola-dle-en-su-actualizacion.