Alejandra Frausto casi consolida la mudanza de la Secretaría de Cultura (SC) al estado de Tlaxcala, y aunque todos sus colaboradores “deben poner un pie” en las nuevas oficinas, la secretaria confirmó que la antigua sede de Arenal en el sur de la Ciudad de México no cerrará sus puertas.

Sin embargo, desde hace 15 días sus labores de diligencia se han concentrado en las instalaciones del Instituto Tlaxcalteca de Cultura.

Entre los numerosos pendientes de esta dependencia, la abogada y promotora cultural aseguró que la nueva configuración de la SC ya comienza a operar.

“La mudanza ha sido paulatina, pero hay puntos estratégicos que ya se pueden ir viviendo aquí. Por ejemplo, vamos a buscar que este edificio tenga vida cotidiana porque esta región tiene una fuerza en arte popular muy importante, quizá no de las más conocidas, por lo que vamos a implementar el rescate de textiles, de joyería, de barro, de máscaras, marionetas y gente que representa el arte vivo”, dijo Alejandra Frausto en conferencia de prensa desde las nuevas instalaciones de la Secretaría de Cultura. Encaminada a la preservación y visibilización del arte popular, comunitario e indígena, Frausto recalcó que el programa prioritario que guiará su política cultural será el de Cultura Comunitaria, del que prevé, comenzará a operar en 720 municipios del país a través de promotores culturales que tengan conocimiento y trabajo de campo en las comunidades.

“Esto se convierte en un motor y en una alternativa de desarrollo comunitario para niños, jóvenes, mujeres (a quienes) no los vemos como audiencias a las cuales tenemos que atender sino como actores culturales. Eso es parte central del programa”, abundó.

Coordinación interinstitucional por Tren Maya

“Una vez por semana tenemos reunión por ser (el Tren Maya) un programa estratégico; pero a nivel comunitario ya estamos trabajando, sobre todo en las áreas involucradas y con quienes viven en la zona que son los promotores culturales y los Centros INAH”, reveló la funcionaria.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Dirección de Culturas Populares, Patrimonio Ferrocarrilero, la Fonoteca Nacional, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) y Vinculación Cultural tendrán una mesa permanente de discusión en torno al Tren Maya, confirmó. En este diálogo las dependencias se “encargarán” de encontrar las formas para que “este proyecto no vulnere el patrimonio arqueológico que existe en esta zona y (saber) cómo vamos a vincular a las comunidades”.

En ese sentido, Frausto aseguró que el Tren Maya será un circuito cultural permanente que buscará “dignificar las zonas arqueológicas que ya están abiertas, y que son 40 (en la región), algunas tienen muchas visitas y otras muy pocas”. Destacó que el trayecto del tren irá por el derecho de vía que ya se tenía.

La Secretaría de Cultura no estará sola en las instalaciones

Dentro de las instalaciones, en el espacio del sótano, se abrirá una escuela de cultura digital que se llamará La Colmena, que enseñará robótica, realidad aumentada y realidad virtual con una capacidad de mil alumnos, de distintas edades, que comenzará a operar a partir del primer trimestre de la administración de Alejandra Frausto.

El objetivo de que La Colmena y las oficinas centrales de la SC compartan espacio en Tlaxcala será para aprovechar los recursos con los que ya cuenta el estado, pues hay tres tecnológicos, uno del Instituto Politécnico Nacional (IPN), que tienen la infraestructura y los maestros para impartir las actividades.

“Desde el sexenio de Héctor Ortiz (2004) hacia la fecha, el estado ha invertido sistemáticamente en los institutos tecnológicos. Hay una vocación que nos permite vincularnos con la comunidad” dijo Antonio Martínez, originario de Tlaxcala y vocero de la Secretaría.

El nuevo proyecto que está inspirado en el Centro de Cultura Digital (CCD), en la Ciudad de México, estará regulado en una nueva Dirección de Innovación, anunció Martínez.

Otra dependencia que compartirá espacio con la nueva Secretaría será el Centro INAH Tlaxcala, quienes pagaban la renta de una casa por 50 mil pesos en la misma localidad, cuyo gasto se recortará según la política de austeridad del gobierno en turno.

Mientras que la Galería y el Acervo que albergaba el Instituto Tlaxcalteca de Cultura seguirá siendo administrado por el Gobierno del Estado debido a que fue el primer museo en Tlaxcala fundado hace 40 años.

Incluso en el contrato de comodato, con una vigencia de seis años, que la Secretaría convino con el gobierno estatal, se establece que la dependencia no pagará renta pero se hará responsable de los gastos de servicios y mantenimiento y no ocupará la Galería y la bodega en donde se almacena un acervo que incluye piezas de artistas mexicanos de la localidad, así como de Francisco Toledo y Diego Rivera, por mencionar algunos.

El danzón seguirá

José Concepción Hernández es el instructor de danzón en el Instituto Tlaxcalteca de Cultura; hace un año que comenzó a dar clases a personas que asisten a este taller, la mayoría de la tercera edad.

“Me dijeron que el danzón sigue”, contestó en entrevista cuando preguntamos si sus clases cambiarían de sede como otras actividades culturales que albergaba el espacio antes de que se instalara la SC, el jueves 10 de enero del presente año, pero los días martes y jueves de 10 de la mañana a 12 del día seguirá sonando el danzón en el pórtico del instituto.

“Siempre me llegan entre 25 y 30 personas, por eso no nos metemos a los salones, no nos son muy funcionales, pero sí este espacio (el pórtico)”, comentó el instructor de 71 años que se traslada desde Chiautempan, que se ubica a cuatro kilómetros del centro de Tlaxcala para transmitir sus conocimientos de danzón, el baile que aprendió desde hace 20 años.

[email protected]