La televisión mexicana experimenta con las series televisivas, un género que a decir de los especialistas llegó tarde a nuestras pantallas, pero a tiempo para revolucionar la programación nacional.

La aparición del nuevo género es la respuesta a los cambios en la manera de hacer y consumir televisión en el mundo: El destino nos alcanzó , dijo Alejandro Calva, actor de "Los simuladores".

Se está profesionalizando la manera de hacer televisión y no ceo que sea porque los ejecutivos de Televisa quieran, sino porque el destino los está alcanzando , indicó el actor.

Los simuladores fue una serie coproducida entre la estadounidense Sony y la mexicana Televisa y la primera en ser vista en toda América Latina de forma simultánea. Pareciera que los mexicanos se están cansando de ver telenovelas solamente.

La gente está haciendo esa transición de una historia elemental, casi arquetípica, la Cenicienta releída infinidad de veces, con tres cámaras y un lenguaje elemental, por algo que tiene otro sentido de calidad, cierta inteligencia en su realización y en sus concepciones , dijo Calva.

Experimentación, de las feas a las visibles

Hasta hace cinco años ver series en la televisión mexicana era imposible, incluso hubo quien afirmó que lo nuestro eran las telenovelas y que simplemente, como si fuera parte de nuestros genes, las series nos quedaban feas.

Hubo fracasos como Una familia con ángel, en TV Azteca, con Laura Luz y Daniel Martínez, o la infame versión mexicana de "La nineña" de de la misma televisora. Pero ha habido más éxitos.

Hace dos años, Televisa abrió su Canal 5 a las series y desde entonces han pasado por ese canal El pantera, SOS, 13 Miedos, Terminales, Hermanos y detectives y Ahora qué hago. Muchas van por la segunda temporada.

Que Televisa se haya abierto a la propuesta con las series es parte de una apertura más grande , dijo Memo del Bosque, quien acaba de estrenar la segunda serie en Telehit, Morir en martes. Hace dos años, Telehit, canal restringido, debutaba en el género con "Glam Girls".

Actualmente, Televisa pasa "Locas de amor", con el regreso del primer actor Daniel Giménez Cacho en la pantalla chica, y Ellas son la alegría del hogar, producida por el comediante Eugenio Derbez y con la actuación de actrices exclusivamente de cine y teatro, entre ellas Maya Zapata.

Y se rompen barreras

Los actores de cine están haciendo televisión y los de televisión hacen cine, eso está pasando, ya empieza a haber menos discriminación en todos los aspectos de la industria , dijo Zapata, quien también actúa en "Soy tu fan" que pasa por Canal 11.

La carta fuerte de Fernando Sariñana al frente del Canal 11 son las series, gracias a eso el canal empezó a figurar en la lista de ratings, con series como "XY", de Emilio Maillé, y "Bienes raíces".

Con mucho menos presupuesto y series como Son tu fan, con Ana Claudia Talancón, coproducida con Canana Producciones de Diego Luna y Gael García, y próximamente con Estado de gracia, de Carlos Bolado, la primera serie sobre violencia y narcotráfico en México, el Canal 11 espera ganarle espectadores a las televisoras privadas, y aunque se diga que tener rating no es la prioridad de un canal público, siempre es bueno saber que más gente ve su programación , dice Sariñana.

La productora de Epigmenio Ibarra, Argos, firmó un millonario acuerdo con Cadena Tres, de Olegario Vázquez Raña, para la grabación de un paquete de varias series, siendo Las Aparicio la primera.

Los de Argos son pioneros en el género, con series como "Capadocia", dirigida por Carlos Carrera, entre otros.

Creo que las series sí tienen salida, el problema, comparándola con el cine, es que los espacios para el cine, y no sólo mexicano, no tienen contacto con el público, en cambio las series sí lo tienen , relató Carrera.

Lo que se encuentra en juego es el negocio internacional de contenidos televisivos, reconoce el exitoso productor, Eduardo Suárez, productor de "Los simuladores" y el programa Otro Rollo, con Adal Ramones.

Estamos empezando a competir en un mercado que no era nuestro, competíamos con las telenovelas a nivel mundial y ahora, estamos tratando de invadir el mercado con las series , dice Suárez.

Más y mejores

Las series tienen dos formatos, como capítulos unitarios, tipo "Dr. House", o seriadas durante 18 o 26 capítulos en promedio, tipo "Sex and the city".

La diferencia entre serie y telenovela radica en la técnica, es como hacer cine en la televisión , explicó Suárez. La fotografía, los actores y los directores son de cine, pero la producción es de televisión.

En términos actorales, hay más exigencia, reconoció Carina Gidi, actriz en Fonda Susilla del Canal 11. Ahora a los actores se les exige que se aprendan sus líneas, en lugar de repetirlos, en otras palabras, ¿Y qué tal si ahora sí piensas lo que dices en la tele? , dijo Gidi.

Los costos de producción de una serie son elevados. De 300,000 pesos por capítulo, mínimo y hasta donde la imaginación nos alcance.

Pero también es cierto que la aparición de la series en la televisión mexicana ha venido a refrescar los rostros en la pantalla chica, terminar con los contratos de exclusividad, ofrece más oportunidades de trabajo y obliga a pensar en historias más interesantes y atractivas para todo tipo de público.

Yo no creo que terminen pronto, creo que ahí van a estar, el reto es hacer mejores cosas en cuanto a la técnica, narrativa y parte actoral , dijo Memo del Bosque.

Es algo que está desarrollándose en México y en Latinoamérica , opinó el productor.

jbadillo@eleconomista.com.mx