JesuCristo entra a una tienda a robar mientras que Bob Esponja, el Hombre Invisible y la novia de Mickey Mouse le echan aguas. ¿Qué puede salir mal?, pues todo.

Así empieza la hilarante comedia de humor negro Las brujas de Zugarramurdi que en España rompió récords con más de 4 millones de euros en taquilla en el 2013 y de llevarse ocho premios Goya.

Los protagonistas son José (Hugo Silva), padre divorciado que odia a su mujer, quien junto a Tony (Mario Casas) huye con anillos de oro que robaron en pleno centro de Madrid.

Pero con ellos va el hijo de José y Manuel (Jaime Ordoñez), taxista que trata de llevarlos a Francia, pero en su camino tendrán que pasar por Zugarramurdi. Sí, adivinó, un pueblo habitado por brujas.

Aquí, Alex de la Iglesia construye un mundo extraño con personajes, chistes y situaciones hilarantes, que nos regalan episodios que van de lo absurdo a lo memorable con lo mejor y lo peor del ?cine clase B.

Repleta de excesos, referencias a películas de Hollywood y una suculenta guerra de sexos (con misoginia por todos lados), las brujas divierten y provocan gracias a las soberbias actuaciones de Carmen Maura y Tere Pavez.

Por desgracia, el hechizo de Alex de la Iglesia termina antes y la película pierde interés, sólo los fans aguantarán la recta final.

Pero sí logra llegar, ésta es una orgía de efectos especiales entre cánticos, sangre, locura y una sorpresa gigante, en todo este aquelarre creado por un genio llamado Alex de la Iglesia.

[email protected]