Las películas de Parque Jurásico siempre se han basado en dos conceptos: los dinosaurios son generalmente grandes y hambrientos, y los humanos son sabrosos y toman decisiones enormemente estúpidas. 

Por ejemplo, una decisión estúpida hecha por humanos fue hacer Jurassic World: Fallen Kingdom.

Más que una simple secuela, Jurassic Park se ha convertido en su propio género. Honestamente, podríamos jugar a Mad Libs (juego donde los participantes piden a los demás una lista de palabras para ubicarlas en los espacios en blanco en una plantilla con el objeto de formar una historia) de Jurassic Park y muy probablemente puedas completar la trama de la película.

En las películas de Parque Jurásico siempre hay un diálogo torpe, un niño valiente y una persona que es más lenta que el resto del grupo para que todos puedan gritar: “¡Corre!”.

Mientras miraba la película, pensaba: “¿Realmente estamos haciendo esto otra vez?”.

Cuando comenzó una pelea de dino contra dino, recordé lo buena que fue la primera entrega de Parque Jurásico. En particular, la toma de la cara de Sam Neill. En la nueva entrega se pueden encontrar guiños a la película original pero son tan similares que no provocan impacto alguno.

La saga se ha convertido en una especie de dinosaurio cuya extinción merece la pena. Lo siento. Entiendo que la taquilla dice otra cosa. Pero a veces la masa actúa de manera mimética. Creo que, en esta ocasión, así ha actuado alrededor del país.

Éxito en taquilla

La nueva película de Jurassic no sólo regresó a las pantallas a lo grande, lo hizo pisando fuerte a la competencia al superar las expectativas de taquilla.

Jurassic World: Fallen Kingdom, de los estudios Universal, recaudó durante el fin de semana de su debut nacional 150 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones del propio estudio.

En lo que va del año, se trata de la primera película que no es de Disney en superar el techo de los 130 millones de dólares.

En términos relativos, las cifras se acercan al extraordinario lanzamiento de Jurassic World del 2015 (208.8 millones de dólares), sobre todo al tomar en cuenta que la nueva secuela tuvo que competir contra Los Increíbles 2 de Pixar, que recaudó 81 millones de dólares en su segundo fin de semana, lo que suma un gran total de 350.4 millones de dólares.

Adicionalmente, un aspecto relevante de Fallen Kingdom es su atractivo masivo en el extranjero. La secuela dirigida por JA Bayona, que se estrenó hace tres semanas en algunos países, ha recaudado 711.5 millones de dólares.

Fallen Kingdom ya tiene tres notas sobresalientes en lo que va del año: es la tercera película más taquillera; la más taquillera fuera de la lista de Disney; y la película más taquillera en la categoría de superhéroes.

Como se puede observar, entre la crítica y la taquilla puede existir un mar de distancia.

Lo importante en este caso es que usted tiene la última palabra. 

Claro, siempre y cuando usted quiera verla.