En el país al menos 17 de cada 100 mexicanos (16.8%) que utilizan el internet han sido víctimas de algún tipo de ciberacoso al menos una vez en el año.

De la población que vivió ciberacoso al menos 41% asegura que conoce la identidad de su agresor. La mayoría de los agresores que son identificados por las víctimas son conocidos, amigos y ex parejas.

Del total de agresores identificados la mayoría son hombres, sin importar el género de la víctima. Al menos 65% de los casos con víctimas mujeres fueron agredidas por un hombre y 72% de los casos con víctimas masculinas el agresor también fue hombre.

La experiencia más común entre los internautas es recibir mensajes ofensivos. Del total de víctimas de acoso en internet, casi la mitad (40%) ha recibido alguna vez mensajes ofensivos mediante alguna plataforma digital, de acuerdo con el Módulo sobre Ciberacoso 2017 del (Inegi) Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Otras situaciones frecuentes son el contacto a usuarios mediante identidades falsas, 31 de cada 100 usuarios han enfrentado esta situación y 28 de cada 100 han recibido llamadas telefónicas ofensivas.

En México de los activos en internet de 12 a 59 años el 54% de los usuarios activos se encontraron en la situación de víctimas más de una vez y experimentaron más de una de las situaciones. Especialmente la población más joven concentra un número mayor de casos de acoso cibernético.

Brechas de género

Las mujeres son más propensas a ser víctimas de acoso, especialmente en algunas situaciones relacionadas con el acoso sexual. Al menos 18 de cada 100 mujeres usuarias de internet han sido víctimas de ciberacoso mientras que la proporción para los hombres se reduce a 16 de cada 100.

En algunas entidades la problemática se intensifica. En Veracruz se tiene la problemática más pronunciada en términos netos: una cuarta parte de las mujeres que usan internet ha sido víctima de alguna agresión digital.

Otros estados que presentan índices significativamente más altos de incidencia de ciberacoso en comparación con el nacional son: Aguascalientes, Tabasco, Zacatecas (23% de las mujeres internautas) y Campeche (22 por ciento).

En términos relativos, es decir, la diferencia en puntos porcentuales del acoso virtual que enfrentan las mujeres en comparación con los hombres también lidera Veracruz. Otras entidades con una brecha amplia de género en ciberacoso son Aguascalientes, Colima, Campeche y Sinaloa.

Las situaciones de violencia cibernética que también son distintas entre hombres y mujeres. La diferencia más pronunciada se encuentra en el rubro de insinuaciones o propuestas sexuales: 31 de cada 100 mujeres víctimas han experimentado esta situación y sólo 13 de cada 100 hombres.

Otras situaciones que afectan principalmente a mujeres son el rastreo de sus cuentas o sitios web, la recepción de contenido sexual, el contacto a ellas mediante cuentas falsas y críticas o burlas por apariencia o clase social.

Los hombres, en contraparte, tienden a ser acosados mediante mensajes y llamadas ofensivas, provocaciones para reaccionar negativamente, suplantación de sus identidades y población de sus datos personales.

Sin embargo, del lado del agresor -los que se tienen identificados- en todas las situaciones son mayoría en relación con las mujeres.

En México 85 de cada 100 agresores identificados que enviaron contenido sexual fueron hombres. La población masculina realizó también 81% de las insinuaciones o propuestas sexuales, 76% de las llamadas ofensivas, 68% de los mensajes ofensivos, 65% del contacto con identidades falsas y el 60% de los rastreos de cuentas o sitios web.

[email protected]