Viasat busca llevar un servicio de conexión a internet vía wifi a las localidades rurales de difícil acceso en territorio mexicano. Con el lanzamiento del satélite ViaSat-2 y en alianza con Grupo Prosperist, la compañía, cuyas oficinas centrales se encuentran en California, Estados Unidos, extiende sus operaciones iniciales en México, a donde arribó en abril de 2016, para así cubrir a toda la República Mexicana, Centroamérica y el Caribe. 

De acuerdo con Viasat, este servicio tiene como objetivo principal romper la brecha de acceso a internet de calidad que existe entre las localidades rurales y urbanas, que en México, es bastante amplia, pues solo cuatro de cada 10 personas que viven en entornos rurales en el país son usuarios de internet, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2017 (ENDUTIH) realizada por el Inegi.

Con una inversión mínima, de acuerdo con Kevin Cohen, gerente general de Consumer BroadBand para México y Centroamérica, un locatario de alguna población rural podrá ofrecer una conexión de hasta 100 Mbps en localidades de entornos rurales del país. La infraestructura que requiere este servicio es similar a la de la televisión satelital: una antena, un módem y un punto de acceso. El locatario vende pines que dan acceso a los usuarios a la red a una distancia de hasta 200 metros fuera del lugar.  

De acuerdo con Cohen, debido al tamaño del mercado mexicano, la compañía lo ve como la punta de lanza para el despliegue de este servicio de forma global.

Viasat es una compañía de telecomunicaciones especializada en tecnología satelital con fines militares, que desde el 2014, con la adquisición de la empresa proveedora de servicios de internet vía wifi NetNearU, brinda este tipo de conexión tanto en localidades de difícil acceso como en aeronaves de nueve aerolíneas distintas, para lo que se alió con el constructor aeronáutico Boeing con el fin de poner en órbita en junio del 2017 el satélite ViaSat-2,el cual cuenta con una capacidad de 280 Gbps, lo que permitirá una conexión local de hasta 100 Mbps en México, Centroamérica y el norte de Sudamérica.

El satélite ViaSat-1, puesto en órbita en 2011, permite brindar este servicio a 100,000 suscriptores en Canadá, a 600,000 en Estados Unidos y, en alianza con Grupo Prosperist, el cual está basado en la ciudad de Tijuana, se ha probado en 50 comunidades de los alrededores de la ciudad de Monterrey, con lo que ahora se oferta en más de 500 puntos del norte del territorio mexicano, desde Baja California Norte hasta Tamaulipas, lo que supone un alcance de hasta 200,000 personas en la región.

Viasat también prevé extender la cobertura de este servicio a Sudamérica, con lo que planea, en el 2019, poner en órbita el satélite Viasat-3, que contará con una capacidad de hasta 1Tbps y podrá ofrecer una conexión de hasta 500 Mbps, en las comunidades rurales de todo el continente americano hacia el 2020.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx