La red social, que espera duplicar ingresos en 2023, permitirá a los creadores cobrar a los usuarios por su contenido.

Twitter abre la puerta a un modelo de pago en su estrategia para diversificar fuentes de ingresos. La compañía lanzará a finales de año una función, Super Follows, que permitirá a los usuarios cobrar a sus seguidores una suscripción para acceder a contenido exclusivo, y trabaja en otra herramienta que habilitará microdonaciones. Twitter desveló las novedades durante una presentación a inversores en la que comunicó, además, su intención de duplicar ingresos a finales del 2023.

Con Super Follows, ciertos perfiles de usuarios de la red social podrán optar por monetizar sus cuelntas, estableciendo una opción de suscripción bajo la que ofrecer, por ejemplo, newsletters o contenido exclusivo a sus seguidores. Con ello, además, Twitter explora nuevas vías de ingresos más allá de la publicidad, puesto que el modelo permitiría a la red social cobrar una comisión sobre estas suscripciones.

"Vemos oportunidades impactantes para proporcionar modelos de incentivos monetarios que permitan a los creadores ser apoyados directamente por su audiencia", dijo Dantley Davis, director de Diseño e Investigación de Twitter. Estas funciones abren la puerta al cobro por contenido a periodistas, editores o influencers, entre otros perfiles de usuarios de Twitter.

La compañía confía en que, de esta manera, "se vean incentivados para seguir creando contenido" que atraiga a más usuarios a la plataforma.

Además de Super Follows, también trabaja en una herramienta (Tippings) para que los usuarios puedan dar propinas a creadores de contenido a los que siguen, facilitando así un tipo de micromecenazgo. Twitter aún no ha ofrecido detalles sobre la fecha de lanzamiento, funcionalidades específicas y modelo de compartición de ingresos con los creadores alrededor de estas herramientas.

Wall Street lleva tiempo presionando a la red social, que genera el grueso de sus ingresos vía publicidad, para que incorpore modelos de pago siguiendo el modelo de algunos competidores, como YouTube o Amazon (Twitch).

Duplicar ingresos en 2023

Los nuevos productos ayudarán a Twitter a cumplir su objetivo de alcanzar 315 millones de usuarios activos diarios "monetizables" a finales de 2023, año en el que la compañía espera lograr unos ingresos de 7,500 millones de dólares, lo que supondría duplicar la cifra de negocio del 2020.

La compañía quiere acelerar la innovación y, por ejemplo, tiene un fase de prueba un producto (Spaces), competidor de Clubhouse, que permitirá a los usuarios participar en chats de audio. Además, recientemente compró Revue, una plataforma de newsletters que permite distribuir tanto boletines gratuitos como de pago. Twitter también anunció una herramienta, Comunidades, con el objetivo de facilitar la creación de grupos de usuarios que comparten intereses, que podrían crear normas específicas más allá de las genéricas de Twitter.

Jack Dosrsey, CEO de Twitter, reconoció en su intervención ante los analistas que la compañía ha sido "lenta" a la hora de innovar. "Si se nos compara con competidores, es especialmente duro. Sin embargo, si nos comparamos con nosotros mismos, la velocidad de desarrollo ha mejorado de manera demostrable", defendió.