La educación en las empresas es el factor que impulsará a la ciencia de datos y la inteligencia artificial en el mercado mexicano, de acuerdo con analistas de la consultoría especializada en tecnologías de la información Gartner que celebró su primer Data & Analytics Summit en la Ciudad de México.

En términos de adopción de ciencia de datos e Inteligencia Artificial en las empresas, México y Brasil están uno o dos años detrás de Estados Unidos y Europa, según Peter Krensky, analista senior de investigación en Gartner, quien acotó que en la región de América Latina el ciclo de tecnologías como el big data y la inteligencia artificial se encuentra en lo que se conoce como un pico de expectativas infladas (inflated expectations), lo que significa que el ruido y la atención de los medios de comunicación y el mercado de fabricantes es más alto que su nivel de adopción  y que el valor real que están entregando.

“De la misma forma en que ocurrió en Estados Unidos hace dos años, en México y otras regiones de América Latina, las empresas están muy interesadas en estas tecnologías, pero mi recomendación para mis clientes mexicanos es que este es un periodo de educación”, dijo Krensky y previó que de seguir su consejo, las historias de éxito en la región llegarán en un periodo de dos o tres años.

El analista recomendó dos estrategias a seguir para fomentar lo que llamó alfabetización de datos o data literacy: por un lado, aumentar la capacitación de sus empleados en análisis y manejo de grandes cantidades de datos a través de cursos de maestría y doctorado en universidades locales; cursos online y tutoriales de YouTube.

“Los mejores científicos de datos del mundo publican videos de su código en YouTube y puedes ver a científicos de datos corporativos que ganan 300,000 dólares al año en Google haciendo su trabajo”, dijo Krensky. 

La segunda estrategia es la adopción de lo que definió como una nueva clase de herramientas de desarrollo de software, llamadas augmented analytics, que suponen la automatización de procesos de inteligencia artificial y que amplían las posibilidades de acceso a este tipo de tecnologías para quienes no han cursado un doctorado en ciencia de datos.

Estos “analíticos aumentados” implican la integración de tecnología de reconocimiento de lenguaje, machine learning y análisis de datos para asistir a los empleados de una compañía en su relación con el tratamiento de la información. 

Según información de Nearshore Americas, el mercado de big data y análisis de América Latina tiene un valor de 2,900 millones de dólares y se espera que esta cifra supere los 8,000 millones de dólares hacia el 2018. Brasil ocupa la mayor parte del pastel de este mercado, con 46.7% y México se encuentra en segundo lugar, con 26.7%, mientras que Colombia, Argentina y Perú no superan 10% del mercado.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx