Maxi Mobility, la empresa hólding dueña de las aplicaciones de transporte Cabify y Easy, ha recibido una inyección de 160 millones de dólares que le permitirá intensificar su batalla frente a servicios como Uber. En la ronda de financiación, en la que Maxi Mobility ha sido valorada en 1,400 millones de dólares, han participadoRakuten Capital, TheVentureCity, Endeavor Catalyst, GAT Investments, Liil Ventures, WTI, así como inversores locales de España y América Latina.

La compañía ha anunciado que utilizará los nuevos fondos para impulsar su crecimiento en los mercados donde opera. En la actualidad, Maxi Mobility está presente en más de 130 ciudades de 14 países de Latinoamérica y la Península Ibérica, donde asegura ha generado alrededor de 2,000 puestos de trabajo. La compañía suma 13 millones de clientes, según desvela Financial Times.

Maxi Mobility ha anunciado que la inversión también se destinará al desarrollo tecnológico de soluciones innovadoras de movilidad, así como a mejorar el servicio tanto a los clientes como a los conductores.

En abril de 2017, Cabify y su competidor de origen brasileño Easy acordaron su fusión en una operación de la que no ha trascendido el importe económico. Según la compañía, desde que se unió al Grupo Maxi Mobility en abril de 2017, Easy ha visto crecimientos de más del 60% en su demanda. Mientras, Cabify cerró 2017 con un crecimiento anual del 500% de sus ingresos brutos, triplicando su base instalada y multiplicando por seis los viajes realizados.

La japonesa Rakuten es accionista de Cabify desde 2015. En mayo 2016, lideró una ronda de 120 millones de dólares en la que Cabify fue valorada en 320 millones de dólares. El gigante japonés del comercio electrónico también ha invertido en Lyft.

Mercado brasileño

Con la fusión con Easy, el grupo español ha entrado de lleno en la batalla por el apetitoso mercado brasileño. La china Didi Chuxing, competidora de Uber, ha adquirido recientemente la aplicación brasileña de transporte app 99, que tiene 14 millones de clientes y 300,000 conductores en el país latinoamericano.

Según Financial Times, Uber tiene 17 millones de usuarios y medio millón de conductores en Brasil (es su segundo mercado tras Estados Unidos). El rotativo británico asegura que Cabify está muy por detrás, con 3 millones de clientes en Brasil y un número no desvelado de conductores. Globalmente, cuenta con 1 millón.