El gigante tecnológico más importante de Silicon Valley, Google, está acostumbrado a darnos sorpresas con los inventos y las investigaciones que realiza en sus laboratorios y centros de investigación y desarrollo. A partir de la creación de Alphabet, la megaempresa de la cual Google es la principal subsidiaria, los desarrolladores californianos de tecnología parece que han elaborado un complejo sistema de producción de tecnologías de alto valor tanto económico como social.

NOTICIA: Rusia multa a Google por dominante

Muchos son los proyectos que transitaron por los pasillos de Google X, la extinta división secreta de desarrollo de productos de última tecnología del gigante de Silicon Valley, muchos fueron también los proyectos que concluyeron su ciclo de incubación dentro de la empresa para independizarse sin perder el cobijo de Alphabet. Una empresa dedicada a la optimización de diagnósticos de la salud humana, un programa que almacena toda la información necesaria para la construcción de edificios sustentables e igualitarios.

Éstos son algunos de los proyectos que se han graduado de Google X:

1. Verily

La división de ciencias de la vida de Google X fue creada en el 2012 con el propósito de ayudar a la transformación de los cuidados de la salud de ser reactivos a ser preventivos, es decir, para prevenir antes que lamentar. Entre sus proyectos más importantes se encuentran unos lentes de contacto inteligentes ( Smart Contact Lens) que son capaces de medir el nivel de glucosa en sangre; así como la realización de nanodiagnósticos, es decir, diagnósticos hechos a partir de información recabada por nanosensores que recorren el cuerpo humano realizando mediciones.

En el 2015, esta división de Google X se convirtió en Verily, una empresa independiente subsidiaria de la multinacional Alphabet Inc. El trabajo de Verily consiste en realizar investigaciones interdisciplinarias con la ayuda de la medicina, la ingeniería, la química y las ciencias del comportamiento para desarrollar herramientas que impliquen una compresión integral de la salud humana, como la cuchara para personas enfermas con Parkinson y un sistema de análisis a partir de la información genética y molecular de grupos de personas que tiene como fin saber cuál es la condición óptima de su salud.

2. Google Brain

Google Brain nació como una de las más importantes apuestas de Google en los campos de la inteligencia artificial y el aprendizaje de las máquinas. Creada en 2011, Google Brain comenzó a utilizar técnicas del llamado deep learning para acercarse a la tan anhelada inteligencia artificial, mediante la réplica de distintas funciones del cerebro humano. El deep learning o hierarchical learning es una rama del aprendizaje de las máquinas que utiliza algoritmos complejos para transformar imágenes, sonidos y texto en modelos abstractos que faciliten la tarea para el reconocimiento de patrones, algo fundamental en el aprendizaje humano que se está llevando al campo de las computadoras.

Actualmente Google Brain forma parte de Google Research y muchas de sus investigaciones han arribado ya a nuestros smartphones, tablets y computadoras. Si utilizas el servicio de búsqueda de voz en Google estás usando los principios de deep learning de Google Brain; lo mismo sucede cuando deseas buscar algo a partir de una imagen o cuando YouTube realiza una selección de videos específica para ti.

LISTA: 8 tecnologías que transformarán los cuidados de la salud

3. Flux

Flux fue fundada con el objetivo de ayudar a la construcción de edificios sostenibles, eficientes y ecológicos. En el año 2012, Michelle Kauffmann cofundó Flux junto con un equipo de investigadores en Google para utilizar la inteligencia artificial y el desarrollo de las ciencias de la computación en la construcción inteligente de edificios bien diseñados y duraderos al alcance de cualquier persona.

Según Kauffmann, en una entrevista realizada por la revista Inc, Flux es un programa que permitirá a los ingenieros, arquitectos, constructores e incluso, a los reguladores, contar con toda la información necesaria para construir un edificio, desde la orientación del edificio con respecto al sol, al tamaño de un tornillo específico, hasta las regulaciones necesarias de acuerdo con la zona en la que se pretende construir.

4. Tango

La orientación espacial mediante equipos digitales es una de las preocupaciones de muchos usuarios de smartphones, tablets y otros equipos portátiles. Project Tango nació en Google X como un intento por desarrollar un equipo que fuera más preciso que la tecnología GPS para conocer su localización exacta, sin importar su posición o si está conectado a la red. Otro de los objetivos de Project Tango era trabajar en el desarrollo de la visión computacional, por lo que también es posible observar gracias a esta ex-división de Google X un sinfín de aplicaciones de realidad aumentada.

En el 2015, Project Tango abandonó Google X para convertirse en Tango, aunque sigue siendo subsidiaria de Alphabet. Recientemente, en colaboración con la empresa de dispositivos móviles y computadoras Lenovo, Tango sacó a la venta la nueva familia de dispositivos Lenovo PHAB2 Pro, el tercer dispositivo en contar con la tecnología de localización de Tango y la apuesta más importante hasta el momento de la empresa.

( Con información de eWeek, Inc y X )

LISTA: 10 tecnologías emergentes que facilitarán nuestras vidas

rodrigo.riquelme@eleconomista.com.mx