En México, si bien no se habla mucho del seguro de construcción, el mercado que éste tiene es muy grande y competitivo, lo cual se acentuó después de los terremotos que ocurrieron en septiembre del año pasado, precisó Lockton México.

“Hay una gran preocupación en nuestro país de que, desafortunadamente, cuando ocurren desastres naturales como los del año pasado, sólo una minoría es la que está realmente protegida con una cobertura apropiada para hacer frente a los riesgos patrimoniales que puedan presentar”, acotó Marcela Flores, directora general de Lockton México.

En este sentido y ante diversos problemas que se presentan al momento de haber siniestros en edificios corporativos, plazas comerciales y desarrollos inmobiliarios, la directora general de Lockton acotó que el seguro de construcción puede ayudar decidir cómo hacer frente a los daños ocasionados.

Dijo que, por ejemplo, en una plaza comercial no todos los locales se aseguran, o bien, se aseguran de diferente manera, por lo cual en el momento de que ocurre un siniestro que afecta al inmueble completo se vuelve muy complejo el poder indemnizar o, si hay que demoler, decidir de qué manera.

El seguro de construcción, explicó David Hayhow, socio de Lockton Londres, cubre al inmueble completo desde el primer día de construcción así como a las herramientas y los materiales que se utilizan hasta los trabajadores e, incluso, a terceros que puedan llegar a tener un accidente con la construcción, dependiendo la cobertura que se contrate.

Conforme avanza la construcción del inmueble es como va avanzando la cobertura, ya que puede empezar por cubrir un piso y, al final, por proteger más de 50, dependiendo de los planes que se tengan para la estructura. “Entre más avanza la construcción, más peligros existen alrededor y dentro de ella, por lo cual es importante tener una protección de este tipo”, explicó.

Al finalizar la construcción del inmueble y dependiendo el contrato, el seguro de construcción podrá cubrir la edificación meses o hasta años después si se presentan desperfectos en la estructura que puedan provocar desgastes, colapsos, accidentes, incluso si se llega a tener eventos catastróficos naturales como lluvias y terremotos.

EDIFICIOS CORPORATIVOS, LOS QUE MÁS SE CUBREN

Si bien el seguro de construcción puede ser contratado para cualquier inmueble que se quiera edificar, Lockton México precisó que éste usualmente es usado por los edificios de grandes corporativos.

“Cuando se habla de edificios grandes, de edificios corporativos, casi 100% de éstos cuenta con una cobertura de construcción en México, mientras que en otras construcciones, si bien si acceden al seguro de construcción, lo hacen en menor proporción”, refirió.

Además, tras los sismos del 7 y 19 de septiembre del año pasado, los dueños y constructores de nuevas edificaciones están preocupados por tener las coberturas correctas para proteger sus inmuebles de desastres naturales, ya sea con un seguro de construcción o un seguro de daños, acotó David Hayhow.

Lockton México agregó que, pese a los siniestros de septiembre, no hubo un aumento en las cuotas que se cobran por las coberturas contra terremotos en este tipo de productos, ya que en los sismos los inmuebles dañados, en su mayoría, fueron de casa-habitación.

De acuerdo con los últimos datos actualizados por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, de los siniestros que se presentaron por los sismos del año pasado, más de 70% de éstos corresponde al producto de casa-habitación.