La industria textil, de vestido y calzado consideró necesario fortalecer los trabajos para erradicar el contrabando técnico y sus modalidades, para así competir adecuadamente en el mercado nacional e internacional con los miembros del TTP-11 y generar empleo.

En conferencia de prensa, el presidente de la Cámara de la Industria Textil, José Cohen Sitton, mencionó que confían en el Senado, que ratificará el tratado comercial este martes, así como en el apoyo a la industria nacional, en donde laboran alrededor de 700,000 personas.

De no cumplirse con los compromisos para ratificar el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP-11), dijo, podrían perderse alrededor de 250,000 empleos en el sector, debido a prácticas desfavorables de algunos países.

Explicó que dicha situación se registraría en los primeros tres años, por lo que se requiere erradicar el contrabando técnico para que los sectores compitan de manera equitativa.

Para Cohen Sitton, este nuevo acuerdo no responde “al espíritu” con que fue visualizado, debido a que en el primero se consideró el mercado norteamericano para evitar triangulaciones de mercancías y acceso de bienes subsidiados.

No obstante, recordó que el pasado 18 abril se aprobó la integración de México al TPP-11 sin el consentimiento y consulta amplia y técnica a las industrias que se ven impactadas de forma negativa.

El líder industrial reiteró que pese a la inminente ratificación de este acuerdo, son necesarios los mecanismos de salvaguardas a los que el Senado y las secretarías de Economía y Hacienda ya se habían comprometido, como son las cartas paralelas.

“Esto, para que el sector no se encuentre en una competencia desfavorable con economías no de mercado como lo es Vietnam, y competir de manera leal y con el piso parejo; bajo estas circunstancias la industria textil, vestido y calzado seguiremos invirtiendo, trabajando como un importante generador de empleos”, sostuvo.

Mencionó que el pasado 8 de marzo el gobierno firmó una carta paralela referente a la industria automotriz con Malasia, por lo que el sector textil busca contar con un documento igual.

Además, indicó que los compromisos con el Senado fueron contar con una clave de pedimento específica para exportaciones de bienes de Vietnam, y el establecimiento de un grupo de trabajo permanente de alto nivel entre las secretarías de Hacienda, Economía y las cámaras.

Ello, para el análisis de las importaciones del sector textil, calzado y vestido con otros países con el objetivo de identificar y resolver los problemas en materia ilícita, creación de áreas especializadas en Asia en diversas oficinas de estas secretarías, para que las autoridades mexicanas y las cámaras identifiquen prácticas desleales y combatir ilícitos aduaneros, entre otros.

En tanto, el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del estado de Guanajuato, Gerardo González García, expresó que contar con las medidas que les fueron comprometidas ayudará a mitigar los efectos negativos.

Por su parte su similar de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, Víctor Rayek Mizrahi, señaló que en la actualidad los tres sectores están listos para competir e invertir, y lo único que se necesita "es contar con un piso parejo".