Todas las fintech deben estar listas para cuando el senado de la República vote la ley con la que se busca regular a las Instituciones de tecnología Financiera (ITF). Las empresas nacionales y extranjeras de este tipo corren el riesgo de desaparecer si no logran cubrir los requisitos de la nueva regulación. Para iKiwi, una fintech de origen argentino que ofrece sus servicios en México y que espera entrar al mercado colombiano en el corto plazo, la regulación no resulta una complicación para el avance de las tecnológicas financieras en el país.       

Matías Torres, director de Ikiwi, acepta que una sobrerregulación puede limitar la entrada de muchos agentes al mercado fintech en México, pero no ve que el proyecto de ley fintech suponga un ecosistema regulatorio que inhiba la participación de este tipo de empresas, ya sean nacionales o extranjeras, cuyos modelos de negocios son bastos y distintos, lo que puede significar un reto tanto para las autoridades financieras como para las empresas y organizaciones que quieran pertenecer a este sector.

iKiwi se dedica a unir la oferta que está generando el sector fintech con la demanda de quienes están usando servicios financieros online. Las más de 30 fintech que trabajan con esta compañía ofrecen préstamos personales, para negocios, para autos y préstamos entre personas, los llamados peer to peer; además de tarjetas de crédito, inversiones y crowdfunding.       

La peculiaridad de iKiwi es que aunque su mercado se encuentra en México, el negocio opera desde Buenos Aires, Argentina, en donde tanto Matías Torres como su socio Nicolás Rombiola instalaron las oficinas de la compañía.

Torres lleva trabajando de manera remota desde hace 10 años, primero para el mercado español, y desde hace siete se dedica completamente al mercado mexicano, al cual llegó debido a la expansión de FinancialRed, una red española de 20 páginas web especializadas en economía y finanzas que ofrece productos financieros y de la cual es director en México, igual que de Dinero Experto, un comparador de productos bancarios.

De acuerdo con la actualización más reciente del Fintech Radar México de Finnovista (https://www.finnovista.com/actualizacion-fintech-radar-mexico/), México es el mercado fintech más grande de América Latina, con un total de 238 startups en el ecosistema, lo que nuevamente lo coloca por encima del mercado brasileño, que cuenta con 230 startups. De acuerdo con Matías Torres, el crecimiento del mercado fintech mexicano se debe en buena medida a la llegada de compañías extranjeras, sobre todo desde el mercado europeo.   

¿Qué dice la ley fintech sobre las compañías extranjeras?

Aunque el proyecto de Ley Para Regular Las Instituciones De Tecnología Financiera no menciona nada sobre la nacionalidad de los socios o de las compañías, el documento sí indica que las sociedades anónimas constituidas que deseen obtener la autorización para actuar como ITF deberán establecer su domicilio en territorio nacional en sus estatutos sociales.           

De acuerdo con el borrador de la ley fintech, las solicitudes para obtener las autorizaciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores también deberán estar acompañadas de la designación de un domicilio en territorio nacional para oír y recibir notificaciones y de, al menos, un representante. También las empresas y organizaciones que quieran entrar al mercado en la categoría de modelos novedosos deberán contar con un domicilio en territorio mexicano.

iKiwi aún no cuenta con un representante en México; no obstante, esto no le preocupa a su director. “El borrador que está dentro del Senado es un primer buen paso. Creo que a diferencia de otras leyes, esta ley va a necesitar que se esté actualizando constantemente. Mi miedo es la sobrerregulación del sector, que la regulación termine afectando al sector. Pero si me pongo de lado de los reguladores y de los usuarios, creo que debe de haber cierto reparo legal frente a determinados problemas que pueden suceder, como el fraude o el lavado de dinero”, dijo Matías Torres en entrevista con El Economista.

El establecimiento de un domicilio en territorio nacional de México que aun no requieren las empresas fintech de otros países que operan en este mercado no es el mayor problema que pueden enfrentar estas compañías.

El lunes 30 de octubre, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) entregó al Senado de la República las recomendaciones hechas al proyecto de ley fintech para mejorar la redacción del documento en pos de que permita mejores prácticas en materia de competencia. Entre las sugerencias de la Cofece se encuentra el que los plazos de respuesta de las autoridades financieras, que pueden llegar a los 180 días, son demasiado amplios, por lo que no son compatibles con los modelos de negocio de la mayoría de las empresas fintech.

Esto podría afectar particularmente a las empresas fintech de otros países que tengan operaciones en México, ya que la realización de trámites con periodos tan largos de resolución puede suponer costos mayores a compañías que no cuentan con el personal necesario en México para llevar a cabo esta tramitología.   

Con respecto a la cultura corporativa de las empresas fintech extranjeras que operan en México, Matías Torres explica que estas empresas tienen una ventaja porque su modelo ya ha sido probado en Europa. “El problema que tienen muchas de estas empresas de origen europeo es que les falta entender la idiosincracia del mexicano, porque intentan replicar un modelo que funcionó en Europa, pero el mexicano no es europeo”, dijo Matías Torres.              

[email protected]

erp