Banorte se impuso la meta para el 2020 de convertirse en el mejor grupo financiero de México.

Hoy a la mitad del camino y sin contemplar aún la fusión con Interacciones, ya es el segundo más importante del sistema, y de los que más ganaron en el 2017.

Carlos Hank González, presidente del grupo, afirma en entrevista que la elección presidencial del próximo 1 de julio no cambiará sus planes, independientemente de quién gane.

“Nuestro enfoque al 2020 sigue siendo el mismo, vamos muy avanzados. Es el noveno trimestre en camino al 2020, son 20 trimestres, estamos cerca de llegar a la mitad del camino, y vamos cumpliendo nuestras metas de manera muy sólida. Tenemos muy claro cuál es nuestra visión para alcanzar este objetivo y estamos muy entusiasmados y comprometidos con nuestro personal, con nuestros clientes y con nuestros inversionistas para poder alcanzar esta meta y convertirlos en el mejor grupo financiero de México”, señala.

El banquero reconoce que este año existen retos importantes, como lo son la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tema en el que ve una buena salida pronto; y el tema de la elección presidencial. Aun así, desde el banco se tiene una perspectiva positiva para la economía y para el crédito bancario.

“Independientemente de eso, nosotros estamos viendo que México debe tener un crecimiento sólido este 2018. Estimamos una expansión de alrededor de 2.5% del Producto Interno Bruto y en Banorte hay en la tubería, digamos, proyectos que estamos viendo y de solicitudes de crédito, vemos una tubería con un flujo y una demanda de crédito importante, lo cual refleja que la economía de nuestro país está en pleno crecimiento, y sentimos que el 2018 debe ser un año extraordinario para Banorte”, señala.

Al menos en el primer trimestre del año así quedó demostrado, pues Grupo Financiero Banorte siguió con una utilidad récord, con un crecimiento anual de 22%, además de que la cartera de crédito repuntó 9 por ciento.

“Hoy lo vemos con el resultado al primer trimestre, en donde sentimos esa solidez y ese desarrollo. Para nosotros, un reto muy importante es que estamos en el proceso de integrarnos a la fusión con Grupo Financiero Interacciones. Está hoy en el proceso de análisis por parte de las autoridades, de revisión de toda la información que les hemos entregado, va fluyendo bien este proceso y tenemos confianza en que se pudiera aprobar en el futuro próximo, y es un reto que nos entusiasma mucho”, refiere.

A más de un mes de iniciada la campaña por la Presidencia, el líder de Banorte considera que lo más importante es pedir a los aspirantes que den propuestas concretas y definan sus planes de gobierno para México.

“Y darnos el tiempo para analizar y escuchar a cada uno de ellos, y cada una de sus propuestas. Hemos empezado a escucharlas, pero faltan cerca de dos meses, así que es importante pedirles que nos den propuestas concretas, escucharlas y con base en eso hacer nuestro análisis”, destaca.

En el NAIM, menos de 1% de la afore

En cuanto a lo referido por uno de los candidatos presidenciales (Andrés Manuel López Obrador) de que, de ganar la Presidencia de la República, detendría la obra del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y revisaría los contratos, Carlos Hank explica que la Afore Banorte tiene menos de 1% de los activos invertidos en la obra.

“Nosotros lo que hacemos es un análisis en cada una de las inversiones de la afore. Análisis de largo plazo, donde vemos no sólo la viabilidad de los proyectos, sino la fuente de pago que tienes y, en este sentido, esta emisión está garantizada por la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA), en donde independientemente de lo que pase, el repago y la inversión de los trabajadores está garantizada con muy buenos rendimientos”, puntualiza.

Comenta que, pese a ello, hoy en la tubería de Banorte hay proyectos muy importantes de inversión, tanto de locales como de extranjeros.

Integración será muy ágil

En cuanto al proceso de fusión de Banorte con Interacciones, Carlos Hank detalla que está en la cancha de las autoridades, pero confía en que se concrete en junio próximo, y adelanta que de ser positiva la resolución, la integración será muy ágil, pues  son instituciones que se complementan.

“Grupo Financiero Interacciones no es un grupo que tenga muchas sucursales y que se dedique específicamente a los mismos tipos de financiamiento que hacemos en Banorte, así que es complementario. Lo que verdaderamente nos entusiasma es que vamos a poder complementarnos y crear una nueva institución financiera más fuerte, más capaz, con la capacidad de poder seguir financiando al país”, expresa.

Finalmente, el presidente de Banorte manifiesta que ser ya el segundo grupo financiero de México, un top dominado por entidades extranjeras, es un motivo de orgullo.