Gonzalo Geijo, director de Ventas de Charles Taylor InsureTech, informó que a nivel mundial, ocho de cada 10 empresas insurtech fracasan debido a diferentes factores, en donde destaca la falta de capitalización.

En entrevista, el directivo explicó que el sector ha evolucionado, dado que en años anteriores pocos grupos tenían interés por las insurtech, por lo cual, difícilmente obtenían capital y muy pocas de ellas prosperaban.

“Hay mucho más apetito y ganas de grupos de empresas para apoyar estas iniciativas y darles el capital que necesitan para prosperar. Hace muchos años era difícil encontrar esto, por lo que se limitaba la cantidad de insurtech que podían tener éxito”, agregó.

Explicó que hoy en día incluso las aseguradoras hacen sus propias incubadoras para lanzar alguna insurtech o bien, buscan a empresas insurtech para probar sus beneficios y ofrecer nuevos servicios.

“Los que estamos dentro del ecosistema debemos apoyar a estas empresas a que puedan prosperar”, comentó.

En los últimos años, las insurtech han empezado a ganar terreno en el sector asegurador. Éstas son startups que surgen para innovar el negocio tradicional del sector asegurador a través de la tecnología, su principal herramienta.

De acuerdo con el World InsurTech Report 2018, realizado por la consultoría Capgemini, las inversiones en insurtech crecieron, a una tasa anual de crecimiento compuesta, de 36.5% entre el 2014 y el 2017, mientras que la actividad de las ofertas aumentó 29% en el mismo periodo.

Respecto a la incursión de las grandes tecnológicas como Facebook, Apple, Google y Amazon al mercado asegurador, Gonzalo Geijo indicó que en América Latina este tema aún es muy nuevo, por lo que no se han visto grandes avances.

“En la región, 90% del mercado está intermediado, es decir, las aseguradoras utilizan brókeres y agentes de seguros para acomodar sus productos, por lo que va a pasar tiempo para ver el impacto de estas empresas (big techs)”.

Transformación del modelo

Gonzalo Geijo refirió que las aseguradoras no sólo deben empezar a implementar más tecnología, sino hacer una transformación completa del modelo de su negocio para poder destacar en el futuro.

Explicó que ahora las compañías de seguros no sólo se deben limitar a ofrecer sus productos vía digital, sino también reconfigurar éstos y ofrecer una nueva variedad de coberturas, apoyadas en la tecnología, de acuerdo con las necesidades de los clientes.

Entre las coberturas relevantes, agregó, se encuentran los seguros por kilómetro, el cual le cobra al usuario dependiendo los kilómetros que recorra con su automóvil; las coberturas de salud apoyadas en dispositivos inteligentes para medir ritmos cardiacos, horas de ejercicio y dar recordatorios de chequeos; así como seguros hechos a la medida del cliente.

“Una primera etapa es la venta digital, ofertar y llegar a los clientes de manera sencilla, pero la segunda parte es desarrollar productos atractivos y útiles para los nuevos usuarios, con el apoyo de la tecnología”, precisó.

El World Insurance Report 2019, de Capgemini, reveló que 55% de los clientes consultados está dispuesto a pagar dinero extra por servicios de prevención de riesgos, mientras que 37% está dispuesto a compartir datos complementarios a los que ya dieron.

“Los clientes están listos para colaborar más con sus aseguradoras para ganar productos personalizados y flexibles, es decir, ofertas y servicios con valor añadido”, indicó.

[email protected]