Actualmente, cualquier trabajador formal que cotiza en el IMSS o el ISSSTE ahorra de manera obligatoria para su pensión a través de las administradoras de ahorro para el retiro (afore), pero ¿qué pasa con los informales? De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, a febrero de este año, la tasa de informalidad laboral se ubica en 56.6 por ciento.

Desde hace varios años, es posible que cualquier persona pueda tener acceso a una afore y aprovechar de los beneficios que éstas ofrecen con sólo solicitarlo, por lo cual es importante tomar en consideración diversos factores.

Laura Becerra Rodríguez, integrante de la Comisión de Finanzas y Sistema Financiero del Colegio de Contadores Públicos de México, indicó que laborar de manera independiente o en la informalidad no debería ser un obstáculo para acumular recursos para la vejez, ya que la mayoría de las afores que operan en el país cuentan con el servicio para este segmento de la población.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, en sólo nueve de las 11 afores que operan en México se puede abrir una cuenta individual y ahorrar para su futuro.

“En el caso de los trabajadores independientes, todo su ahorro caería en el largo plazo, en teoría; sin embargo, en algunos casos como Profuturo, Sura y Banorte, se pueden hacer aportaciones a mayor detalle, tienen a corto plazo, mediano plazo y corto plazo”, aseguró la especialista.

“Una vez que ya que erigieron en qué afore quieren estar, tienen dos opciones: acudir directamente a la afore o llenar una presolicitud en www.e-sar.gob.mx. Los documentos que le van a solicitar son una acta de domicilio, identificación oficial, CURP, comprobante de domicilio y, si lo tiene número de seguro social, además de que tendrá que dejar sus datos como número telefónico y correo electrónico”, dijo.

La especialista explicó que, si el trabajador no cuenta con un número de seguro social, la afore le asignará un folio con el cual podrá registrarse y hacer todos los trámites.

Recomendaciones

La especialista agregó que una pensión depende de múltiples factores y la mayoría de ellos son de los ahorradores. Por ello, con el objetivo de incrementar el nivel de sus pensiones, es imprescindible que desde jóvenes los cotizantes tomen en cuenta lo siguiente:

  • Elegir una afore que genere elevados rendimientos y que cobre bajas comisiones.

• Iniciar a edad temprana un esquema de ahorro voluntario que permita incrementar los recursos previsionales para el retiro.

• Los trabajadores deben estar informados sobre su saldo de ahorro para la vivienda, ya que estos recursos pueden incrementar significativamente el monto de la pensión.

• Revisar el estado de cuenta que su afore les hace llegar de manera periódica.

Becerra Rodríguez recomendó tomar en consideración tres factores antes de elegir a su administradora para éste y en cualquier caso:

Comisión:

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, para que dichas administradoras cubran sus costos de operación éstas tienen la facultad de cobrar una comisión al trabajador. Es importante tener claro que, entre mayor sea la comisión que cobra una afore, menor será la pensión de un ahorrador.

Rendimiento:

Este indicador le permite comparar a las afores entre sí, entre más rendimiento más ganancias.

Servicio:

El Medidor de Atributos y Servicios de las afore (+MAS AFORE) brinda a los ahorradores en el SAR un criterio adicional de comparación entre las administradoras. En su metodología, se compara la calidad operativa, calidad de atención y servicio, cobertura, promoción del ahorro voluntaria y la respuesta a los servicios e-sar.

previsión@eleconomista.mx