Además del diferimiento de los pagos de los créditos hipotecarios, la banca ofrece en este segmento otros programas de apoyo a los clientes que estén enfrentando problemas en sus ingresos por los efectos de la pandemia del Covid-19.

Enrique Margain, coordinador del Comité de Crédito Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM), explicó que el principal sí es el de diferimiento de pagos de entre cuatro y seis meses, donde dejan de pagarse por ese periodo capital, intereses y accesorios como seguros y comisiones. “Los intereses generados durante el periodo del diferimiento se pagan al final de la vida del crédito o cuando se pague”.

Otro es un esquema de pago parcial de la mensualidad por un periodo determinado. “Este esquema es muy útil porque el cliente ajusta la disminución de la mensualidad en relación a sus ingresos, aunado a mantener el servicio de deuda”.

Uno más es la ampliación del plazo del crédito hipotecario, lo que permite la reducción de la mensualidad; lo mismo que un descuento de 10% si el financiamiento se paga en su totalidad.

Pero aparte de estos programas, también hay otros productos hipotecarios que pueden utilizarse en estos momentos si se requieren, tal es el caso del pago de pasivo o a lo que también se le conoce como movilidad, al llevar el crédito a otra institución que otorgue mejores condiciones financieras. En esta opción también se puede ampliar el plazo, lo que disminuye la mensualidad y la carga financiera.

Otro producto hipotecario al que puede recurrirse en caso de ser necesario, es el llamado crédito de liquidez. Es decir, si hoy se tiene un crédito de vivienda vigente y el inmueble ya adquirió plusvalía, el cliente puede pedir un préstamo extra. “Este se ocupa generalmente para consolidar deudas o enfrentar alguna contingencia familiar”.

El directivo de la ABM señaló también que se puede recurrir a los seguros de desempleo que van aunados a los créditos hipotecarios, los cuales pueden ir de los tres hasta los nueve meses, tiempo en el cual el cliente deja de pagar el financiamiento. Además, estos pueden sumarse al programa de diferimiento de pagos, lo que daría más oportunidad de tiempo a alguien que pudiera quedarse sin trabajo.

Para acceder a cualquiera de los anteriores apoyos, Margain recomendó a los usuarios primero comunicarse con su banco, a fin de conocerlos a detalle.