El sector bancario en México ha invertido cerca de 700 millones de dólares en los últimos 15 años para la prevención del lavado de dinero, mientras que, de acuerdo con instituciones del gobierno de Estados Unidos, en el país se lavan del narcotráfico entre 15,000 y 20,000 millones de dólares al año.

Durante el Décimo Cuarto Seminario de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo, organizado por la Asociación de Bancos de México, su presidente, Jaime Ruíz Sacristán, consideró que el avance que ha tenido el sistema financiero en materia de prevención de dinero de procedencia ilícita, requiriere de un complemento legal y administrativo.

No obstante, dijo que el país requiere una legislación eficiente, la cual pueda crear mecanismos que puedan prevenir la capacidad financiera de la delincuencia organizada, así como para detener los recursos ilícitos que ingresan a la economía formal del país , dijo Ruíz.

Por ello, urgió a que el Senado de la República apruebe la iniciativa de ley de prevención contra el lavado de dinero.

Destacó que existe una gran coordinación entre los bancos: la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, lo que permitió disminuir los niveles de delitos dentro del sector financiero.

Nos queda claro que tenemos aún mucho por avanzar, el sistema tiene que adaptarse sobre la marcha a la innovación de los grupos delictivos que buscan vulnerar los controles establecidos , dijo ante los asistente a este foro.

No obstante, sostuvo que cada situación adversa que enfrentamos representa una oportunidad para que toda la industria evalúe, en lo particular, sus controles, así como para que los gobiernos nacionales refuercen las políticas de control .

Durante su participación, Jaime Ruíz hizo un resumen sobre los principales cambios a la Ley.