Para Enrique Margain Pitman, director ejecutivo de Crédito Hipotecario de HSBC México, hoy se va en el camino correcto en materia de financiamiento a la vivienda, por lo que considera que debe haber continuidad en este tema, pero al mismo tiempo aprovechar el conocimiento adquirido para atender otros segmentos de la población.

En entrevista, quien también es director del comité de crédito hipotecario de la Asociación de Bancos de México, afirma que actualmente las bases están puestas en este mercado, pues hay créditos en pesos, las tasas son fijas hasta por 15 o 20 años, enganches bajos, transparencia en el producto y un amplio anaquel que permite satisfacer las necesidades de la población.

“Creo que todos estos elementos hay que resaltarlos y decir que vamos en el camino correcto, y lo que se requiere en este sector es que, de alguna manera, se siga dando continuidad a los elementos que han funcionado correctamente, y que podamos apalancar el conocimiento que hemos adquirido para atender otros segmentos de mercado”, dice.

En este sentido, se pronuncia por que en la siguiente administración haya una política muy clara de vivienda, y que se siga fomentando mucho la participación de la banca, para que continúe también como partícipe en los créditos que otorgan los organismos públicos de vivienda como el Infonavit y el Fovissste.

“Aproximadamente 30% de la colocación hipotecaria bancaria está vinculada con los organismos de vivienda, derivado de los créditos cofinanciados (...) entonces realmente hay una vinculación importante de la banca con los organismos de vivienda, y eso que se ha estado trabajando y desarrollando a lo largo de muchísimos años, creo que es un vínculo que se debe continuar”, señala.

El directivo refiere que no se deben ver como competencia, sino como un complemento “que le permite a las personas tener más opciones en materia de financiamiento”.

Además, permite que podamos seguir identificando oportunidades acerca de “cómo financiar más, cómo desarrollar productos que puedan aprovechar el saldo de la subcuenta de vivienda, cómo potencializar la capacidad de descuento directo de la nómina del trabajador. Creo que hay una gran oportunidad hacia adelante en la medida que sigamos teniendo los canales de comunicación abiertos”.

Añade que la estabilidad macroeconómica y la fuerte competencia en el sector son elementos que también permiten ver que hay fortaleza, y han permitido seguir un rumbo claro.

Diseñar productos para subatendidos

De igual forma, Margain Pitman destaca que hay una necesidad de diseñar productos hipotecarios orientados a los segmentos que hoy están subatendidos, como es el caso del mercado de los no afiliados.

“Creo que se ha hecho mucho trabajo alrededor de diseñar productos como el seguro de crédito a la vivienda, como las garantías que ofrece la Sociedad Hipotecaria Federal. Esto contribuye a que se le pueda dar financiamiento a ese segmento de la población, y combinado con ciertas políticas públicas como los propios subsidios ofrecen todos los elementos para apoyar a ese segmento”, refiere.

Asimismo, plantea que se genere información financiera de los no afiliados, para saber su comportamiento de pagos, ya que, no tener esa información muchas veces frena que se les otorguen créditos. “Muchas veces la dificultad está en comprobar ingresos porque no están bancarizados, porque en muchas ocasiones se subestima el ingreso o la capacidad de pago que realmente tienen. Creo que por ahí se puede trabajar mucho”.

Panorama positivo

Y aunque en los primeros meses del año ha habido una baja en la colocación de créditos hipotecarios, el directivo de HSBC explica que ya ha habido una recuperación y se espera que el 2018 cierre en los mismos niveles de años anteriores, pues sigue el bono demográfico y la necesidad de vivienda en el país.

“Al final de cuentas, el dinamismo que estamos viendo nos permitirá ver un ritmo similar al que se tuvo los años anteriores, donde la banca representó 47% de la colocación del crédito hipotecario”, concluye.