En los próximos 20 años, el sector asegurador jugará un papel preponderante ante los eventos emergentes que se espera que padezca la población a nivel mundial, desde aquellos relacionados con la salud hasta los que son consecuencia de desastres naturales.

Durante el foro ¿Habrá Seguros en México y en el Mundo en 2040?, organizado por El Economista, Daniel Bandle, director general de AXA México, aseguró que el cambio climático, los ataques cibernéticos y las revueltas sociales serán los principales riesgos que estará enfrentando la sociedad en los siguientes años, ante lo cual la industria también tendrá que responder.

“Cada año a nivel mundial, la aseguradora realiza una encuesta entre 1,700 expertos, sobre los riesgos emergentes más importantes, y en este año los tres más importantes son los mismos: cambio climático, riesgos cibernéticos y revueltas”, señaló.

Padecimientos crónicos siguen presentes

“Pero también en el top 10 encontramos riesgos como enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, enfermedades respiratorias), malnutrición, calidad del agua. Éstos son los conflictos que esperamos enfrentar en el futuro, todos están relacionados con el crecimiento de la población”, dijo.

Enfatizó que dichos peligros no los resolverán por su cuenta sólo el sector asegurador, ni el Estado, ni la sociedad, sino que se tendrán que actuar de manera conjunta  y “hay mucho trabajo por delante”.

Enfermedades mentales

En México las enfermedades mentales mantuvieron una tendencia al alza en los últimos 10 años, pero el sector ya está trabajando para hacer frente a esta situación, dijo el también experto en el tema de seguros.

“En Suiza, en los últimos 10 años las empresas del ramo han comprobado que las enfermedades mentales han crecido 40 por ciento. Es un gran desafío sobre todo en Europa y Japón”.

Asimismo, indicó que actualmente este padecimiento tiene la misma cobertura que una enfermedad tradicional, como cubrir el sueldo de la persona que no puede acudir al trabajo por padecer una enfermedad mental.

Bandle destacó que los seguros de hoy y del futuro tienen la obligación de acompañar mucho más a los clientes: “En materia de salud, tenemos que hacer que la gente vaya al médico cuando tenga un padecimiento, que se haga estudios y tenga consultas médicas preventivas”.

Envejecimiento poblacional

Para los próximos años se espera que el seguro de salud crezca a mayor velocidad comparado con el de autos, como resultado del envejecimiento poblacional.

“Hoy tenemos 750 millones de personas que tienen más de 65 años. Dentro de 10 o 20 años serán más de 1,000 millones de personas. Cada vez tenemos menos jóvenes y más adultos mayores por diferentes razones: porque la fertilidad está bajando, las muertes neonatales están bajando y porque la salud está mejorando, explicó Bandle.

“Nos estamos envejeciendo. Tenemos expectativas de vida más altas y las enfermedades crónicas van en aumento, y lo que viene cada vez más son las enfermedades mentales, las cuales han subido 40% en los últimos años”, puntualizó.

Al referirse a la cobertura de pólizas de automóviles, prevé que en 10 años habrá 2,000 millones de autos a nivel mundial, por lo que está cobertura también representará un incremento importante para el sector.

México al 2040

Sobre México, el directivo lamentó que la penetración de seguros sea aún muy baja en el país. Sin embargo, se espera que en dos décadas haya un avance significativo.

Prevén que hacia el 2040 100% de los automóviles tenga seguro, que la póliza de daños sobre todo en un país altamente expuesto a catástrofes naturales sea obligatorio, ya que “si lo fuera sería mucho más barata”.

Además,  el directivo esperaría que en 20 años el seguro de gastos médico sea integrado, es decir, que la población cuente con un seguro público, pero también privado.

Finalmente, agregó que es necesario reforzar la educación financiera de los mexicanos, que conozcan la importancia de prevenir y contar con una cobertura ante cualquier daño, además de convencer a las autoridades de que el seguro privado es algo sumamente bueno para el Estado y para los ciudadanos.

Actualmente la penetración del sector asegurador en México representa 2.6% como proporción del PIB, lo que lo ubica por debajo del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que es de 8.9 por ciento.

[email protected]