El Banco de México (Banxico) informó que nueve instituciones financieras se incorporarán al programa piloto de cobro digital (CoDi), entre mayo y agosto. El CoDi es la nueva plataforma de pagos electrónicos que permitirá hacer operaciones vía teléfono móvil, cuya entrada en operación pública está agendada para el último trimestre del 2019.

Tres de ellas, Inbursa, Banco Azteca y BBVA, comenzaron la prueba el 19 de mayo; Mifel y HSBC lo harán en junio; Bancoppel y Santander están programados para julio, mientras que Bansefi y Ve por Más participarán en agosto.

El piloto productivo en el que están participando instituciones financieras que utilizan el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), comenzó a fines de abril, y tiene como objetivo verificar el buen funcionamiento de la plataforma de pagos en un ambiente limitado a ciertos clientes y zonas geográficas no especificadas.

De acuerdo con el banco central, ya hay dos instituciones que participan en el piloto productivo y ya están en condiciones de comenzar a realizar operaciones. Se trata de Citibanamex y la conectora que permite el mayor número de conexiones de instituciones y empresas financieras al SPEI, que es el Sistema de Transferencias y Pagos.

Las pruebas piloto iniciaron en abril y las instituciones que ya han realizado operaciones con el CoDi son los bancos BanBajío y Banregio y las sociedades financieras populares Fincomún, ASP Integra y Paga Todo.

Para cumplir con la fecha programada, las instituciones financieras han tenido que realizar sus desarrollos informáticos operativos para ofrecer a sus clientes el servicio.

De hecho, para incorporarse al piloto productivo, las instituciones financieras presentaron al Banco de México sus planes de trabajo para la ejecución del CoDi. Es, según estos planes particulares desarrollados por las instituciones, que se les asignaron las fechas para arrancar el piloto.

CoDi y la inclusión financiera

De acuerdo con el Banco de México, el CoDi favorecerá la inclusión financiera, reducirá el uso de efectivo y brindará mayor seguridad en las transacciones, al utilizar tecnología como los códigos QR.

Los códigos QR son módulos que almacenan información en un código bidimensional cuadrado.

Será en el cuarto trimestre del 2019 cuando la plataforma CoDi entrará en operación y, a partir de ese momento, la mayoría de los bancos participantes en el SPEI y otras instituciones financieras participantes podrá proporcionar el servicio.

La plataforma contempla compras presenciales, es decir, de comercios físicos; lo mismo que las no presenciales que pueden o no ser recurrentes. Es decir, comercios electrónicos y proveedores de servicios como el pago de luz, o de sistemas de telefonía e internet.

Si algún vendedor o comprador quiere utilizar CoDi, debe contar con una cuenta con los participantes financieros que ofrecen el servicio. Dependiendo de las características y preferencias del vendedor, pueden solicitar al banco un dispositivo móvil con una aplicación instalada con la funcionalidad CoDi.

En caso de ser un comprador, el Banco de México explica que deber contar con un dispositivo móvil con la aplicación de la institución financiera participante en CoDi instalada y una cuenta en la misma.

[email protected]