Ante los cambios que ha traído la implementación de tecnología en la forma de hacer negocios es importante que la industria aseguradora así como los intermediarios y los diferentes proveedores de servicios potencialicen el uso de nuevas tecnologías.

A decir de Lockton México, corredor y consultoría privada de riesgos y seguros, la acelerada innovación tecnológica, los nuevos esquemas no tradicionales de comercialización y el acceso a una cantidad cada vez mayor de datos traen consigo más exigencias y demandas de los clientes.

En este sentido, explicó que es importante aprovechar el análisis de datos avanzado para impulsar la rentabilidad así como mejorar la experiencia y relación con el cliente.

“Las aseguradoras y las consultorías de seguros deberán aprovechar todos los avances en tecnología, digitalización, automatización e innovación en general para buscar ser más eficientes y transparentar las operaciones, desde la contratación hasta la indemnización de los seguros”, dijo Concepción Hernández, directora de Beneficios y Consultoría Actuarial de Lockton México.

Enfatizó que, con un análisis adecuado de la información, la aseguradora podrá permitirse una mejor rentabilidad, optimizar recursos y obtener resultados, sin que ello implique costos adicionales para los clientes.

“Por ello, es importante que el sector asegurador haga uso de los avances tecnológicos como el big data para diseñar nuevas ofertas que se adapten a las necesidades y riesgos de cada segmento del sector asegurador así como acelerar la capacidad de respuesta ante siniestros, agilizar el trabajo con los socios de servicios, entre otros”, expuso.

Asimismo, las aseguradoras deberán buscar los avances relacionados a la tecnología en los servicios de salud, con lo cual se podría incluso reducir los impactos financieros adversos en el mediano plazo.

Acercamiento al cliente

Por otro lado, la consultoría de seguros refirió que otro reto que presenta el sector es garantizar que los avances tecnológicos aporten eficiencia, seguridad y confianza a las operaciones que el cliente realiza mediante medios electrónicos y digitales.

Concepción Hernández aseveró que lo ideal es que la aseguradora conozca mejor al cliente, para de esta manera tener una perfecta relación con éste.

“Por ello, la industria aseguradora debe apoyarse de la economía del comportamiento para poder entender a sus clientes, involucrarlos en el proceso de selección de un servicio y motivarlos a que tomen mejores decisiones. Lo anterior dará oportunidad a las compañías aseguradoras de mejorar el uso de la digitalización y análisis de datos y permitirá influir en el comportamiento futuro de los asegurados”, explicó.

Agregó que actualmente la comunicación entre aseguradora y cliente es cada vez más necesaria y la gran ventaja de nuestros días es que se puede realizar a través de diferentes aplicaciones de fácil uso que incluso pueden eliminar o reducir las transacciones que se hacen de manera presencial.

Sin embargo, con la implementación tecnológica también aparecen nuevos riesgos y, en este sentido, Lockton refirió que la protección de datos personales y cubrirse de riesgos cibernéticos son temas muy importantes para el sector asegurador. “Las instituciones de seguros deberán garantizar siempre la integridad de la información y la protección de datos”.

Por otro lado, ante la demanda de los usuarios de una mayor transparencia y personalización de los productos, las aseguradoras deben aprovechar ecosistemas digitales para ofrecer productos a nuevos mercados.