Las administradoras de fondos para el retiro (afores) tendrán un periodo de tres años para cambiar sus portafolios de inversión en función de las nuevas reglas anunciadas hace un año como parte del plan para impulsar el sistema financiero mexicano.

“Con esta transición tomaría tes años poder cambiar el régimen de inversión de las afores”, reafirmó el vicepresidente técnico de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), Álvaro Meléndez.

En conferencia aclaró que bajo esta iniciativa, que todavía falta por aprobarse en la Cámara de Diputados, el límite de inversión de las afores en renta variable nacional e internacional (acciones de empresas en Bolsa) se amplió hasta 60 por ciento. De este porcentaje, los recursos que podrían destinarse en acciones mexicanas ahora contarán con un límite de hasta 40%, mientras que en renta variable internacional se mantiene en 20 por ciento.

Sin embargo, una vez que se apruebe la reforma al régimen de inversión, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro definirá el porcentaje que las administradoras podrán destinar en renta variable internacional.

El actual régimen de inversión establece un tope de inversión en renta variable de hasta 40%, del cual hasta 20% puede ser invertido en renta variable nacional y el otro 20% en extranjera.

Álvaro Meléndez recordó que el 13 de diciembre pasado, las afores migraron de cinco sociedades de inversión especializada en fondos para el retiro a 10 sociedades de inversión, según la edad del trabajador que se transformarán en fondos generacionales.

En el mismo evento, el presidente de la Amafore, Bernardo González, mencionó que este cambio a fondos generacionales es positivo porque va a ayudar a mejorar el rendimiento del ahorro de la pensión de los trabajadores. Estimó que los retornos podrían aumentar hasta 20%; sin embargo, los beneficios se verán con el tiempo.

“Insistimos en que es importante que se lleve a cabo la reforma al régimen de inversiones que está pendiente en la Cámara de Diputados, es importante que sea aprobada lo antes posible para que podamos invertir y diversificar mejor los recursos de los trabajadores”, enfatizó el presidente de la asociación.

De hecho, mencionó que si se permite ampliar la inversión en instrumentos en el extranjero, aun cuando la economía de México no creciera a las tasas deseadas, los retornos por sus inversiones se compensarían al hacerlo en otros países donde ese crecimiento sí se está dando.

Otro de los cambios contenidos en la iniciativa del año pasado es que las administradoras de fondos para el retiro podrán ampliar sus inversiones en proyectos de infraestructura.

“Actualmente, 25% de lo que se invierte en infraestructura en el país está financiado por las afores, sin duda quisiéramos que fuera más”, reiteró.

Las afores, indicó, también buscarían invertir en startups, capital privado y en el sector fintech, esto es en empresas que ofrecen productos y servicios financieros valiéndose de herramientas que pertenezcan al ámbito de las tecnologías de la información y comunicación.

[email protected]