La plataforma de Wikipolítica, que enarbola a la participación ciudadana como contrapeso al poder concentrado por los partidos políticos, no logró conectar con los electores en un número que diera la victoria a las candidaturas que presentaron en los comicios del 1 de julio pasado.

En las urnas, los candidatos de Wikipolítica fueron superados por las coaliciones de los partidos políticos, organizaciones a las que han cuestionado —entre otras cosas— por concentrar el poder político en detrimento de la ciudadanía y por repartirse presupuestos innecesariamente altos.

En cuanto al mensaje, tanto los candidatos de Wikipolítica como el resto de quienes se presentaron a la elección bajo la figura de candidato independiente no lograron convocar a su favor y a lo que representan al masivo voto de castigo contra el PRI, a diferencia de Morena, una organización que, según diversos analistas, encarna antes un movimiento social que un partido político.

Pero los recientes comicios evidenciaron también que la regulación electoral vigente no logró un suelo parejo para las candidaturas independientes frente a los candidaturas soportadas por los partidos políticos.

En entrevista con El Economista, Susana Ochoa Chavira, miembro de Wikipolítica que se presentó en estas elecciones como candidata al Congreso de Jalisco por el Distrito 10, con sede en Zapopan, expone un análisis de lo ocurrido durante las campañas, las dificultades que enfrentaron los candidatos impulsado por Wikipolítica, así como una crítica a su desempeño y los retos a futuro de la organización.

La candidata a la diputación del Distrito 10  —espacio dejado por Pedro Kumamoto, primer diputado local independiente, que a su vez se postuló al Senado— obtuvo 29.39% de la votación, porcentaje que se traduce en 43,216 votos, y que le dio el segundo lugar, superada por la candidatura presentada por la coalición de los partidos PAN, MC y PRD, que en conjunto obtuvieron 38.14% de los votos. Si se considera sólo la votación obtenida por partido, Wikipolítica es la primera fuerza en el Distrito 10 por el volumen de votos obtenidos en los comicios.

Una avalancha de propaganda negativa

Ochoa Chavira atribuyó la derrota electoral a que actuaron “muy tarde frente a la guerra sucia a la que se le invirtieron miles de pesos” por parte de los partidos políticos. Refiere que ella, igual que Kumamoto y otros candidatos de la organización, fueron objeto de una campaña sucia orquestada en redes sociales y sitios públicos como iglesias y plazas en los que se difundió información falsa que afectaba a los candidatos de Wikipolítica.

Pero también cupo la autocrítica en el análisis de Ochoa Chavira, y considera que en parte, la derrota de los candidatos de Wikipolítica se debió también a que no lograron difundir exitosamente el mensaje de las candidaturas ciudadanas como forma de acotar el abuso del poder y el dispendio presupuestario de los partidos políticos entre el electorado, que vio en la propuesta de los candidatos de la coalición de encabezada por Morena la opción más viable para operar cambios en el sistema político mexicano.

El otro elemento surgido de la autocrítica fue que comenzaron a tejer muy tarde las redes ciudadanas que se encargaran de transmitir la plataforma de los candidatos de Wikipolítica, y que fueron determinantes para conseguir la diputación local de Pedro Kumamoto en la elección pasada. Estas redes, compuestas por voluntarios, son las encargadas de explicar en el contacto directo con las personas las propuestas de los candidatos, así como la figura de la candidatura independientes, toda vez que —según refiere Ochoa Chavira— durante la campaña se encontraron con personas que desconocían incluso la existencia de las mismas. “De haber comenzado a tiempo, el resultado muy probablemente hubiese sido otro”, dijo Ochoa.

Ante la posibilidad de que tras las elecciones se reforme nuevamente la Ley Electoral —como ha ocurrido los últimos años—, se preguntó a Susana Ochoa si Wikipolítica tiene previsto participar en los trabajos legislativos para aportar su experiencia con las candidaturas independientes. “Tenemos mucho qué aportar. Desde el trabajo legal que tuvimos que hacer en Wikipolítica para que nuestras candidaturas salieran en tiempos, cumpliendo el esquema legal de fiscalización y financiamiento; el logro de que el Tribunal Electoral fallara a nuestro favor para poder utilizar una figura individual —la candidatura independiente— de forma colectiva, así como las formas de tener campañas austeras es lo que podemos aportar a la discusión de una probable reforma”, dijo Ochoa.

Sobre este punto, Ochoa añadió que sería necesario discutir el tema de la guerra sucia en una reforma a la Ley Electoral, a la que —dijo— en Jalisco se le invirtieron miles de pesos del erario público. Criticó la normalización de esta práctica entre los partidos políticos y opinó que debe ser por lo menos discutida por las autoridades electorales. Como ejemplo del combate a estas prácticas citó la regulación en la materia con la que cuenta Estados Unidos en la actualidad, así como iniciativas provenientes del periodismo como Verificado 2018, que contrarrestan las noticias falsas.

* * *

A Susana Ochoa, a pesar de no haber alcanzado el cargo al que se postuló, se le escucha entusiasta en cada una de sus respuestas. De exposición y respuestas rápidas, se le escucha hablar con convicción de lo que es Wikipolítica, y sobre el futuro de la organización, ligado a las candidaturas independientes en la medida en que se resisten a conformarse como un partido político. Sobre este último tema, y ante el panorama de que ningún candidato que participó en las elecciones bajo esta figura consiguó el cargo para el que se postuló, se le hizo la siguiente pregunta:

—¿Es muy pronto para las candidaturas independientes en México?

—Wikipolítica es un movimiento que reconoce que las candidaturas independientes tienen un cierto margen de acción. La cancha actualmente está muy dispareja porque la figura es relativamente nueva. Me queda claro que el sistema de partidos continuará. No obstante, ante la crisis de representación por la que pasa el país, el ejercicio de austeridad, fiscalización, rendición de cuentas y legitimidad que representa Wikipolítica es necesario.

—Ante las profundas desigualdades existentes en México, ¿es pertinente en la plataforma de Wikipolítica la ciudadanización como contrapeso a la clase política?

—Sí. Nuestro discurso no es sólo antipartidos. Se trata también de recuperar las instituciones para que nadie se quede fuera del sistema de salud, del sistema de educación. Asimismo, en las reuniones que tuvieron lugar a lo largo de la campaña, gran parte de las conversaciones con las personas giraron en torno a informarles de los derechos que tenemos como ciudadanos, para poder incidir en temas tan puntuales como qué hacer en caso de que no llegue el presupuesto a mi colonia, o cómo actuar ante una construcción que afecta a mi localidad. Tuvimos que hacer mucha pedagogía política. El modelo que nosotros utilizamos tiene futuro en este país tan desigual.

—¿Wikipolítica presentará a mediano o largo plazo a un candidato a la Presidencia de México?

—Nuestro movimiento político va lento porque va muy lejos. Para nosotros es más importante construir un movimiento desde abajo que asegure que los ciudadanos cuenten con la representación adecuada a nivel local.

Hay mucho qué hacer en los gobierno locales, hay que recuperar los espacios en los ayuntamientos. Una de nuestras iniciativas a impulsar, pese a que no obtuvimos diputaciones locales, es que los regidores rindan cuentan, dado que son los que los entornos locales determinan el destino de los presupuestos. Hay mucho trabajo por hacer también en los Congresos locales. En este país se desconocen los derechos que como ciudadanos tenemos, y ahí también tendremos que hacer una gran chamba.

* * *

La elección como presidente de Andrés Manuel López Obrador significa —según la narrativa propuesta por el ganador de los comicios del 1 de julio en sus discursos— la culminación de un largo proceso. Fueron de 30 años —si la cuenta se inicia con la elección federal de 1988— el tiempo que le tomó a diversos movimientos de izquierda el lograr, en un proceso democrático, la victoria en las urnas que llevara su agenda a la Presidencia de México.

En comparación, el proceso de Wikipolítica es incipiente. Pero tal vez el fin último de una plataforma de esta naturaleza no sea necesariamente el mismo que el que se sigue de la lógica de los partidos políticos. La formación de una ciudadanía que conforme un contrapeso al poder concentrado hasta ahora en la clase política, para que se abra espacios en lo que ejerza sus derechos políticos al margen del sistema de partidos, sería un logro para Wikipolítica tan urgente como necesario.

[email protected]